La difícil situación de los sindicatos independientes en Cuba y Venezuela

104
(Flickr)
Sin libertad de asociación no existe libertad en una sociedad(Flickr)

El primero de mayo es el día internacional de los trabajadores. En este día, millones de ciudadanos se movilizan con el propósito de reivindicar sus derechos. Alrededor del mundo, los partidos de izquierda radical han promovido las marchas durante este día. En países como Cuba, miles de trabajadores eran obligados a marchar en respaldo del régimen. A pesar de la retórica en defensa de los trabajadores en países socialistas, bajo esta clase de regímenes, la libertad sindical se ve restringida. En el PanAm Post le contamos sobre la difícil situación de los sindicatos independientes en países como Venezuela y Cuba.

Cuba: la inexistencia de libertad sindical

El régimen cubano declara que el gobierno  defiende los derechos de los trabajadores. Sin embargo, la realidad es diferente. En Cuba, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) la única central sindical permitida del país. Aunque nominalmente la CTC y el Partido Comunista son entidades diferentes, hay una correlación entre los afiliados a una y otra institución. De hecho el Secretario General de la CTC  forma parte del Consejo de Ministros del régimen. En la actualidad, los congresos de la CTC suelen ser clausurados por Raúl Castro. Y pocas veces se presentan divergencias entre los líderes del Partido y la CTC.

En 1992, el régimen modificó la constitución, en teoría aceptando la libertad sindical. No obstante, la realidad es diferente. Sindicatos como el Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) o la Confederación Obrera Nacional Independiente de Cuba (CONIC) no son reconocidos por la ley cubana. De hecho, quienes han intentado crear sindicatos independientes en la isla han sido perseguidos. La dictadura ha llevado a la cárcel a múltiples activistas por la libertad sindical. Pedro Pablo Álvarez Ramos, líder de la CUTC se exilió en España. Ernesto Herrera Viel, Justo Javier, Alexis Gómez, Iván Hernández Carrillo y Emilio Jerez de la CONIC han sido arrestados por la dictadura.

En Cuba no hay derecho a la huelga

El régimen marxista cubano también prohíbe la huelga. Para la dictadura castrista, los sindicatos no tienen necesidad de recurrir a la huelga porque los sindicatos son escuchados por el régimen. Vale la pena recordar que la Central Sindical Cubana (CTC) es una aliada del régimen castrista. Por lo tanto, cuando la dictadura escucha a la CTC, escucha la voz del régimen y excluye a todos los que se oponen a ésta.

Las organizaciones de Derechos Humanos se quejan de otras violaciones a los derechos de los trabajadores cubanos por parte del Estado. De acuerdo con el informe anual de la CUTC, la dictadura  viola normas de Protección e Higiene del Trabajo, inexistencia de efectiva administración de justicia laboral y extorsión a inspectores de seguridad laboral.

La libertad sindical en Venezuela

La situación de los sindicatos en Venezuela es mejor que en Cuba. Pero, dista de ser positiva. La Constitución Bolivariana de Venezuela permite en sus artículos 92 y 97 tanto la libertad sindical como el derecho a la huelga. Ahora bien, el régimen bolivariano ha satanizado a los sindicatos independientes mientras que ha tomado el poder sobre los sindicatos cercanos al régimen.

La Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), es el sindicato más importante del país. Desde su llegada al poder en 1999, Chávez fue un crítico de la CTV. De acuerdo con un informe del centro de pensamiento alemán socialdemócrata FriedrichEbert,  el gobierno chavista llegó a expropiar la sede de un gremio parte de la CTV, así como  embargar sus cuentas bancarias. Tanto Maduro como Chávez se han referido a los sindicatos que no respaldan el proyecto bolivariano como “fascistas”, “golpistas” o “burgueses”.  Algunos líderes sindicales opuestos al régimen chavista han huido al exilio. Este es el caso del líder sindical Carlos Ortega. Durante los gobiernos de Chávez y Maduro, muchos sindicalistas han sido asesinados. Sólo en 2012, al menos 77 líderes sindicales fueron asesinados en Venezuela.

Con el propósito de copar todos los aspectos de la vida política del país, el chavismo creó sus propios sindicatos. Uno de las principales organizaciones de obreros chavistas en Venezuela es la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (UNT). Esta organización de trabajadores funciona más como un brazo político obrero del régimen más que como una asociación de trabajadores que luchan por sus derechos.

Conclusión

Es muy difícil definir la libertad bajo un único término. Sin embargo, los académicos coinciden en que sin libertad de asociación no existe libertad en una sociedad. Aunque se pueden criticar los métodos y objetivos de muchas organizaciones sindicales, los ciudadanos deben tener la libertad de formar las asociaciones que consideren. De igual forma, toda sociedad abierta da la libertad a sus ciudadanos de ejercer el derecho a la huelga. En regímenes totalitarios, los sindicatos están centralizados y sirven a los intereses de la élite en el poder.

Los regímenes socialistas suelen reivindicar causas relacionadas con los derechos de los trabajadores. Pero, en la práctica, reivindican los derechos de los trabajadores que aceptan la primacía de los Partidos comunistas o socialistas. En Cuba, los trabajadores no tienen derecho ni a ejercer el derecho a la huelga ni a formar sindicatos independientes. En Venezuela, la ley permite a los trabajadores el derecho a formar sindicatos y a acudir a la huelga. No obstante, los líderes del PSUV satanizan a los sindicalistas que reivindican ideas diferentes a las de la tiranía bolivariana. A su vez, los líderes bolivarianos han sido incapaces de defender la vida de varios líderes sindicales del país.

 

Comentarios