México: proponen “jueces sin rostro” luego del asesinato de juez que llevaba casos de narcos

2
jueces sin rostro
La figura de los “jueces sin rostro” ya había sido propuesta en el senado sin embargo no fue aprobada. (Revolución 3.0)

Luis Raúl González, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, propuso este martes la implementación de la figura de los “jueces sin rostro” luego de que asesinaran al juez federal Vicente Antonio Bermúdez a quien asesinaron este lunes 17 de octubre.

Gonzáles señaló que “a los jueces se les tiene que brindar todo tipo de seguridades para que ejerzan con imparcialidad su labor. Los jueces son precisamente quienes aplican el derecho al caso concreto”.

Estas declaraciones las dio durante la presentación de la campaña “#SíAcepto un México para todos“, respecto al matrimonio igualitario donde González señaló que para implementar esta figura es necesaria una reforma legislativa.

“Sociedad y poderes públicos tenemos que exhortar a que se les den todas las garantías para que puedan hacer su labor sin estas intimidaciones, porque el mensaje es muy claro: se busca intimidar y yo creo que México no lo debe permitir” dijo el ombudsman.

Por su parte el senador Manuel Cárdenas, del partido Nueva Alianza,  expresó que era imperativo brindar mayor seguridad jurídica y personal a quienes tenían bajo su responsabilidad resolver casos de la delincuencia organizada.

Y es que el juez Vicente Antonio Bermúdez tenía a su cargo casos de carteles de la droga enemigos como el de Joaquín “El Chapo” Guzmán y el Cartel Jalisco Nueva Generación, y aunque no había solicitado protección, muchos expertos consideran era necesaria.

No es la primera vez que en México se habla de implementar la figura de “jueces sin rostro” ya se había hecho en 2011 cuando se propuso una reforma en el poder Legislativo para este fin, sin embargo no fue aprobada.

Dentro de los argumentos destacados se encuentra el de Manuel Soloma Vera, miembro de la Judicatura Federal, quien en ese tiempo dijo que la figura le da seguridad a jueces pero se deja “en un estado de indefensión a los justiciables, que no saben ni quién los está juzgando”.

Fuente: El Nuevo Herald

Comentarios