FARC cosecha el “odio y dolor” de un pueblo que maltrató por décadas

"Timochenko, un tipo que tiene más de 40 condenas, no puede esperar que vaya por las calles siendo aplaudido"

1.421
“Timochenko ni ninguno de las FARC ha sido una verdadera amenaza electoral en Colombia” (Fotomontaje PanAm Post)

Debido al rechazo generalizado por la presencia de exjefes guerrilleros haciendo campaña electoral en Colombia, el incipiente movimiento político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) decidió cancelar su gira electoral. Al parecer, los colombianos no han podido borrar los recuerdos del flagelo de las FARC por más de cinco de décadas de conflicto armado, con el agravante de hacerlo sin haber reparado a las victimas y sin haber pasado por la justicia.

PanAm Post habló con el abogado Fernando Vargas Quemba, director del Comité Nacional de Victimas de la Guerrilla, sobre la influencia de las FARC en la política colombiana, el papel de las victimas después del acuerdo y la actual negociación de paz con la guerrilla del ELN.

 

¿Qué opina de la censura en las diferentes ciudades del país a Timochenko?

Hay que tener en cuenta que son 60 años de dolor, sangre, sufrimiento, que ha causado el grupo terrorista de las FARC a lo largo y ancho de Colombia, sin contar las miles de víctimas que ha dejado su accionar.

De manera que Timochenko, un tipo que tiene más de 40 condenas, no puede esperar que vaya por las calles siendo aplaudido. Además, históricamente las consultas de opinión en los últimos 30 años en Colombia demuestran que las FARC nunca han pasado del 2 % de aprobación de la opinión nacional, teniendo en cuenta que esas consultas tienen un margen de error de hasta el 3 %, entonces estaríamos diciendo que es muy posible que tengan menos del 1 % de aprobación. Dicha aprobación solo sería por parte de un sector de izquierda radical representado en el Partido Comunista, por ende, las FARC no podían esperar que paseando por las calles sin pagar un día de cárcel el pueblo los reciba con flores y con calles de honor.

Seguramente en otras latitudes con antecedentes de más alta beligerancia la reacción hubiera sido violenta, pero aquí lo máximo que ha recibió Timochenko es insultos, tomates y huevos. Las FARC ha tenido un rechazo de la mayoría de los colombianos que nunca estuvo de acuerdo con sus métodos y fines, y que, sin embargo, ahora pretenden imponer el respeto con el acuerdo de paz.

Están recogiendo el odio y el dolor del pueblo colombiano que por tanto años ha maltratado.

¿Es acertada la postura de la Fiscalía en catalogar como delito a quienes se opongan a la presencia del exjefe guerrillero?

Es absurdo. Aquí hay un derecho a la protesta, es uno de los derechos políticos del ciudadano contemplado por el articulo 37 de la Constitución Política que califica a la movilización como derecho fundamental de acuerdo con el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, siendo un mecanismo de participación política que debe ser protegido.

Estos jefes guerrilleros pactaron junto al Gobierno la impunidad y el perdón con base en el delito político, luego de haber cometido por 60 años crímenes. Entonces uno se pregunta, ¿si es delito político asesinar durante 60 años? ¿Por qué no es político protestar contra los miembros de las FARC? ¿Por qué no es político que el pueblo exprese su rechazo y su repudio?

Si el Gobierno aceptó como delito político matar concejales, alcaldes, diputados, congresistas, como acción política, lo menos que le pueden aceptar a las victimas es que la protesta ciudadana sea también una acción política.

En definitiva, es más político el rechazo al asesino que esta impune que el derecho a asesinar ciudadanos que protestan o meterlos a la cárcel, eso sería un acto de tiranía, de dictadura y no creo que la Fiscalía llegue a esos extremos.

¿Cuál es la situación de las víctimas de las FARC una vez firmado el acuerdo?

Después de los acuerdos, la posición de las victimas de las FARC fue la posición unida, unificada a nivel nacional que se manifestó en las urnas el 2 de octubre de 2016 en el plebiscito, donde ganó el no. Las víctimas no aceptábamos y no seguimos aceptando el perdón total de los crímenes de las FARC; no aceptamos que se nos niegue el derecho a la justicia que tenemos frente a los crímenes padecidos a manos de las FARC y grupos guerrilleros.

Nosotros rechazamos los acuerdos de La Habana, firmados bajo la protección y el comunismo de los Castro que fue además promotor de las FARC en Colombia. Para las víctimas, el acuerdo de paz solo benefició a las FARC. Las víctimas se quedaron sin el derecho a la justicia por la impunidad que otorgaron y por la construcción de un tribunal especial (JEP) que le permitió a las FARC nombrar a sus propios jueces, además de no tener verdad, porque esta comisión quedó hecha con personas y organizaciones afines al exgrupo guerrillero.

En consecuencia, los derechos de las victimas fueron vulnerados en este proceso mucho más que en el proceso de justicia y paz con los paramilitares porque al menos pagaron 8 años y algunos fueron extraditados. Los miembros de las FARC no pagarán ni un día de cárcel por mas de los miles asesinatos que ocasionaron, muertes, violaciones a niñas y reclutamiento.

¿Timochenko es una amenaza electoral en Colombia?

Timochenko ni ninguno de las FARC ha sido una verdadera amenaza electoral en Colombia. Reitero, todas las encuestas de opinión ubican a las FARC en los últimos puestos, así como las anteriores encuestas de intención de voto en que Timochenko solo tiene el 1 % de aprobación. Sin embargo, el apoyo del Partido Comunista siempre ha estado allí. Es que las FARC ha sido el brazo armado del Partido Comunista, históricamente está demostrado; incluso lo demostramos en la publicación Memoria histórica de las FARC: su verdadero origen.

Las FARC como partido político solo conseguirán lo que hoy están consiguiendo por las calles; el odio, el rechazo popular mayoritario en Colombia. Esto demuestra que las FARC tiene un capital político mínimo, ya que su capital era el terrorismo y la fuerza de la violencia. Por tal razón, las FARC nunca serán una amenaza electoral en Colombia, más bien se pueden mover a través de sus frentes que dejaron activos para presionar votación en beneficio de algún otro candidato muy cercano a ellos.

¿Por qué hay disidencia de FARC?

Todos los procesos de paz en Colombia han dejado disidencias, grupos operativos armados en las regiones. Acá hay mucho interés por no desarmar esas organizaciones. Aquí, por ejemplo las FARC, absurdamente el Gobierno y Naciones Unidas no dejaron participar a las víctimas en la veeduría de los pactos ni en su cumplimiento, ni tampoco dejaron a las Fuerzas Militares realizar una veeduría, más concretamente, una vigilancia sobre el desarme de las FARC, sobre la calidad de las armas, su procedencia y destinación. Tenemos conocimiento de que hay una cantidad de armas que no fueron entregadas y, sin embargo, se entregaron armas viejas e inservibles.

El fin de dejar a estos grupos activos en diferentes regiones es seguir explotando una economía criminal. Esos frentes guerrilleros que siguen manejando estos sectores que ahora se llaman disidencias son el mismo grupo guerrillero, la misma doctrina, ideología, mismos comandantes históricos. De manera que ellos controlan el narcotráfico en esas regiones, minería ilegal, siguen con la extorsión. Y de paso, estas disidencias armadas direccionan por fuerza la votación de campesinos, como siempre lo han hecho.

Es un éxito para las FARC estar jugando con la combinación de las formas de lucha en donde se engaña al mundo dando a entender que se desarmaron y compiten en democracia de forma limpia, pero tratando de ocultar que estas disidencias hacen parte de su estrategia para el mantenimiento del control territorial en muchas regiones de Colombia.

¿Qué opina del proceso de paz con el ELN?

El proceso de paz con ELN es una equivocación histórica estratégica del Gobierno Santos. Nunca se debió abrir la mesa de negociación en Quito. Esto demuestra que sus asesores y él no tienen claro o son perversos en la protección de la paz en Colombia.

El proceso del ELN camina las trochas y los senderos que ya abrió las FARC. El ELN no va a aceptar que se pacte algo por fuera de lo que ya le dieron a las FARC. Reclamarán impunidad, órgano de justicia especial, comisión de la verdad, distinta tal vez a la que creó las FARC. También pedirá ampliar unos puntos tratados en los acuerdos con las FARC. En este sentido, el ELN tiene como objetivo la reforma empresarial, que las FARC no tocó, este fue el empresariado agropecuario.

El ELN tiene un trabajo terrorista y violento contra las empresas mineras y de hidrocarburos. Probablemente abrirá un capítulo pidiendo la nacionalización de estas empresas petroleras y mineras en Colombia y será una revisión de los acuerdos de La Habana, pero ampliado. Y por supuesto, también tendrán su partido político con todas las garantías otorgadas a los miembros de las FARC.

¿Cómo defender la posición del porte de armas a pesar de su prohibición en el país?

En Colombia la restricción al porte de armas es una vulneración a los derechos civiles y políticos. Es limitar a los ciudadanos a defender su vida, libertad y propiedad. Actualmente, los precios son exorbitantes, porque aquí pareciera que por el precio nadie quisiera comprar un arma para defenderse, ni para defender a su familia, que son armas cortas de 5 o 6 tiros mientras que los enemigos tienen fusilería de repetición de 30 tiros por proveedor, granadas, lanzacohetes.

Aquí el individuo, está expuesto ante el ladrón, el crimen organizado, el guerrillero, el paramilitar. Por esta razón el colombiano tiene derecho al porte de armas; el comerciante, el ganadero, el transportador. Es muy irresponsable que el Gobierno obligue a sus ciudadanos a andar desarmados y no les facilite que se armen legalmente.

Mientras se habla de la prohibición del porte legal de armas, muy poca gente habla del porte de armas ilegal, nadie habla del tráfico negro de armas. En Colombia, por años, hemos tenido un mercado negro de armas que fluye por las mismas rutas del narcotráfico. Aquí ha entrado armamento de todos los calibres desde Centroamérica, Rusia, EE. UU., China, alimentando los grupos terroristas y el crimen organizado sin que haya habido una presencia estatal fuerte a nivel interno de control del flujo de armas ilegal.

Dentro del conflicto armado, las víctimas de las FARC deben ser reparadas por todos los productores de armas, porque esa fusilería llegó de alguna manera con el visto bueno de esas empresas productoras y muchos Gobiernos del mundo que se prestaron para hacerle transito de estas armas a las FARC.

Comentarios