Caso Santrich: en jaque el acuerdo de paz

En los últimos días 'El Paisa' había salido de la zona veredal con la amenaza de no volver hasta que Santrich cobrara su boleto de libertad.

151
Desde el espacio territorial (ETCR) de Miravalle, Caquetá, los exjefes guerrilleros se pronunciaron y enviaron un mensaje al Gobierno colombiano. (Archivo)

En las últimas horas se conoció un video en el que aparecen los ex-FARC Iván Márquez y Hernán Darío Velásquez, alias ‘El Paisa’, exigiendo la liberación inmediata de Santrich luego de su captura por la narcocompraventa con el Cartel de Sinaloa.

Desde el espacio territorial (ETCR) de Miravalle, Caquetá, los exjefes guerrilleros se pronunciaron y enviaron un mensaje al Gobierno colombiano.

“Exigimos libertad inmediata de Jesus Santrich, lo mismo de los 600 prisioneros que permanecen en cautivero e igualmente exigimos la libertad inmediata de nuestro excombatiente Julián Duque Rojas más conocido como Caluto. Necesitamos que cumplan, nosotros ya cumplimos”, dijo alias ‘El Paisa’.

Al mismo tiempo Márquez manifestó: “Pido al Gobierno de Colombia deshacer ese montaje jurídico armado por la Fiscalía y la DEA para salvar el proceso de paz que está en peligro de precipitarse hacia el abismo del fracaso. Santrich es inocente, las autoridades judiciales deben entender que aquí hay que preservar el debido proceso y no dejarlo en el olvido solo para complacer a una potencia extranjera”.

Cabe destacar que en los últimos días ‘El Paisa’ había salido de la zona veredal con la amenaza de no volver hasta que Santrich cobrara su boleto de libertad. No es la primera vez que este exjefe de la sanguinaria columna Teofilo Forero escapa de la zona. En octubre de 2017 había salido del campamento, según él, por motivos de seguridad.

¿Qué hay detrás del traslado de Márquez a la zona veredal de Miravalle, Caquetá?

El traslado de Márquez a la zona veredal de Miravalle, la huida y reaparición de alias ‘El Paisa’, la captura de Santrich acusado por narcotráfico en EE. UU. presuntamente tienen fracturado el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC. Los dirigentes del ahora movimiento político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) señalan con reticencia que la reclusión de uno de sus ideólogos se debe a razones que quieren desestabilizar el acuerdo. Las acusaciones van dirigidas, principalmente, en contra del Fiscal General, Néstor Humberto Martinez, a quien califican de ser un “enemigo de la paz”.

La presencia de Marquéz en la zona sería para “tranquilizar” a aquellos hombres que se encuentran esperando su transición a la vida civil, para que no deserten ante la incertidumbre que ha generado la captura de Santrich, con el agravante del auge de disidencias de FARC en el país.

Aquel que podría resolver todo el enredo por el caso Santrich y esclarecer la verdad es precisamente el sobrino de Márquez, Marlon Marín. La semana pasada el exguerrillero que hizo parte de las filas de las FARC aceptó testificar en contra de Santrich ante la justicia de EE. UU. a cambio de protección tras verse envuelto como intermediario para el envió de diez toneladas de cocaína con destino al país norteamericano por un valor de USD $15 millones.

Cabe recordar que Marín fue uno de los cinco detenidos, junto a Santrich, cuando se hicieron efectivas las órdenes de captura de Interpol motivadas por la investigación de la justicia estadounidense tras la pista de Rafael Caro Quintero, jefe del Cartel de Sinaloa.

A diferencia de otros ex-FARC, Márquez ha venido liderando una afrenta contra las autoridades y medios locales con el fin de obtener la liberación de Santrich.

“Pensé que mejorarían las condiciones de reclusión de Santrich al pasar a manos del Ministerio de justicia… Señor ministro Gil Botero: ¿por qué lo tiene aislado y sin lazarillo? ¿Acaso usted no sabe que es invidente y que tiene problemas de salud? Dejen ya la humillación. ¡Libérenlo!”, dijo en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, Timochenko, envió un mensaje a aquellos desmovilizados que se encuentran en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación para mantener la calma y a la vez detener la aspiración de sumarse a las disidencias.

“No dejemos que la incertidumbre que algunos buscan generar en estas coyunturas nos paralice o nos disperse, hay que seguir adelante, tampoco nos dejemos meter temores, mientras tengamos la conciencia tranquila, con la fuerza que nos da la autoridad moral y ética de nuestro actuar seremos capaces de pasar por encima de cualquier montaje”.

El Gobierno contesta

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, defendió el acuerdo luego de que Márquez señalara el peligro inminente que vive el posconflicto luego de la captura del exjefe guerrillero Santrich.

“Tenemos una discrepancia con Iván Márquez porque nosotros no creemos que el Acuerdo de Paz esté camino al despeñadero y por el contrario consideramos que la implementación del mismo ha continuado”, indicó.

En opinión de Herbin Hoyos, periodista y representante de victimas de las FARC, “El Gobierno vive más preocupado por la imagen de FARC que por la baja aceptación que empeora más. Parecen ser los jefes de relaciones públicas y asesoría de imagen de FARC, que el Ministro de Interior. Solo falta que diga que los delitos de FARC están en el acuerdo y son legales”.

Con relación a eventuales fracturas al interior de las FARC, Rivera dijo no poder afirmar que dentro de la guerrilla ya desmovilizada se esté gestando una división para retomar las armas.

Comentarios