Virales

Newsletter

Colombia: de San Vicente de Chucurí a la Escuela Militar Antiimperialista

Por: José Marulanda - Feb 19, 2016, 11:43 am
En San Vicente de Chucurí hubo tensión por el intento de hacer un homenaje a Camilo Torres, fundador del ELN. (Sanvicentedechucuri.com)
En San Vicente de Chucurí hubo tensión por el intento de hacer un homenaje a Camilo Torres. (Sanvicentedechucuri.com)

Lo sucedido en San Vicente de Chucurí es una clara advertencia al gobierno de turno de lo que hemos venido diciendo: el negociado de La Habana con los asesinos de las FARC puede ser el inicio de un nuevo ciclo de perturbación social.

Es claro: más de 85% de los colombianos repudiamos a los narcoterroristas y sus amigotes, quienes posan de pacifistas mientras usufructúan lo que producimos los que trabajamos en el sistema capitalista que ellos quieren destruir, para convertirse en una nueva clase corrupta de relevo.

Ahí está Venezuela de ejemplo. Aumenta el rechazo ciudadano cuando el cura Camilo, un burgués chapineruno que decidió asesinar soldados, hijos del mismo pueblo que el ELN dice defender, se promueve y ensalza como paradigma de patriota y santo, alabado por tontos con y sin sotana, amigos de la infancia e intelectuales de baratija.

Mientras esto sucede en Colombia, en Brasil el mito de Lula se derrumba, Venezuela persiste en su agonía, Ecuador avizora recesión y el rebrote social se huele en Nicaragua. No importa. La malévola izquierda latinoamericana no da su brazo a torcer. Persigue a los militares quienes con las armas legítimas del Estado enfrentaron terroristas, como el tal cura Torres, verdugos, secuestradores, dinamiteros y ladrones que ahora se presentan como integérrimos defensores de la democracia y simpáticos payasos de la farándula criolla.

Y los militares que no son encarcelados, son cooptados para que marchen al compás de la revolución: el presidente Morales, elevado a los hipóxicos altares Incas, inaugurará la Escuela Militar Antiimperialista en Santa Cruz, en donde en 2010 un general iraní, con circular roja de la Interpol por su vinculación con el atentado del AMIA en Buenos Aires en 1994, participó en la inauguración de la Escuela Militar del Alba, que finalmente se esfumó.

Esta nueva Escuela Militar Antiimperialista, iniciará clases en marzo y contará con instructores militares de Cuba, Venezuela y Ecuador, además de intelectuales civiles de Argentina y Uruguay en una versión moderna del proyecto “foquista” de los 60 del Che, otro fetiche ruinoso de la Revolución Banana latinoamericana.

No sería raro que de allí salgan los custodios-compinches de los terroristas en la Colombia del posconflicto y que las FARC y el ELN envíen allí sus sicarios transfigurados en académicos para enseñarle a los nuevos militares cómo convertir las Fuerzas Militares Constitucionales en una milicia pretoriana protectora de élites ladronas como las que están sumiéndolos en la miseria a sus países, mientras disfrutan las riquezas palaciegas.

Claro que no se necesita ser de izquierda para acometer tales desafueros. Mírese a la Colombia actual. Ojalá el Plan Minerva, que rediseñará nuestras Fuerzas Militares bajo la presión de los terroristas cubanos, no sea texto de consulta en esa escuela.

Este artículo fue publicado originalmente en el diario El Colombiano y se reproduce con permiso de su autor.

José Marulanda José Marulanda

José Marulanda es columnista, abogado, coronel de la Reserva Activa del Ejercito de Colombia y asesor de seguridad. Síguelo en Twitter: @josejomare.