Michel Temer desmiente a Lula da Silva: “no soy ni seré candidato” en elecciones presidenciales

El presidente brasileño aseguró que decisión de intervenir Río de Janeiro no busca aumentar su popularidad para las elecciones de octubre

488
Temer asegura que intervención militar en Río de Janeiro era necesaria porque hasta las propias autoridades locales admitieron que eran incapaces de controlar la delincuencia.(Flickr)

El presidente de Brasil, Michel Temer, cesó con los rumores de que se postularía nuevamente como presidente en las elecciones del próximo mes de octubre, al aclarar que aunque esté “muy feliz” por haber ejercido como jefe de Estado, no tiene intenciones de volver a hacerlo.

“No soy ni seré candidato”, aseguró en una entrevista con Radio Bandeirantes, desmintiendo al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien había aseverado que Temer estaría usando la intervención de las Fuerzas Armadas en Río de Janeiro  como medida para aumentar su popularidad por intenciones electorales.

Sin embargo, Temer explicó que la única razón por la que se decidió intervenir el estado de Río de Janeiro poniendo al Ejército en frente de operaciones de vigilancia y control, y al mando de la policía, el servicio penitenciario y los bomberos, es por que la inseguridad del estado lo requería.

Según comentó el mandatario, las propias autoridades locales admitieron que eran incapaces de controlar la delincuencia, por lo que debieron tomar otras acciones.

Durante la entrevista, el jefe de Estado reconoció que se planteó la posibilidad de que se decretara una intervención federal “total” en Río de Janeiro, lo que hubiese significado la destitución del gobernador de ese estado, Luiz Fernando Pezão.

“Se planteó en un primer momento, pero luego dejé de lado la idea, pues habría sigo algo muy radical y lo rechacé. Llegamos a la conclusión de que sólo debíamos intervenir en el área de seguridad”.

El diario La Vanguardia señala que los militares ya han sido requeridos como refuerzo de seguridad en Río de Janeiro en diversas ocasiones: En 2013 se convocaron a las Fuerzas Armadas para asegurar el orden durante la Cope Confederaciones de la FIFA; en 2014 para el Mundial de fútbol; en el 2016 durante los Juegos Olímpicos de Río, y el año pasado (2017) cuando se desplegaron a 10.000 soldados para tratar de controlar los índices de violencia.

Gestión de Temer es rechazada por el 74 % de los brasileños

Aún cuando quisiera ser candidato presidencial, la posibilidad de que Temer volviera a ser elegido presidente es muy baja, ya que apenas es aprobado por un 6 % de la población, según el último sondeo de la encuestadora de Ibope.

A pesar de que ha sido precisamente la administración de Temer la que ha logrado la recuperación económica del país, el actual presidente ha sido el presidente menos popular de Brasil.

“Llegó a tener un máximo de 14 % de aprobación poco después de tomar las riendas del país y luego se desplomó hasta un 3 %, en medio de denuncias de corrupción en su contra que surgieron en el marco de la operación Lava Jato, el año pasado”, expone el diario La Nación.

A pesar de las condenas por corrupción y lavado de dinero, quien lidera las encuestar es Lula da Silva. El exmandatario, que deberá cumplir 12 años y un mes de prisión, según determinó un tribunal federal de apelaciones (el pasado mes de enero), sigue liderando las encuestas.

De acuerdo al último sondeo de la firma Datafolha  Lula tenía 36 % de las intenciones de voto, seguido por el ultraderechista Jair Bolsonaro con 18 %.

Sin embargo, el publicista de Temer, Elsinho Mouco, asegura que “la mayor preocupación del brasileño es con la seguridad pública, y el presidente jugó toda sus fichas en la intervención”, por lo que para octubre Temer podría ganar fuerza política suficiente para ser candidato presidencial.

 

 

 

Comentarios