Descaro: dictadura de Ortega insta a nicaragüenses a no guardar rencor

La represión del régimen le ha costado la vida a 448 personas y ha dejado 72 de los 2.830 heridos con lesiones permanentes

246
¿Cómo se le pide a una madre, a un hermano o a un amigo, que no sienta rencor por quién mató vilmente a su ser querido? (Flickr)

Si algo ha demostrado el régimen de Nicaragua a lo largo de la ola de protestas antigubernamentales que lleva más de tres meses, es que está dispuesto a decir y hacer lo que sea con tal de permanecer en el poder. Sin embargo, no deja de sorprender el descaro con que manejan la situación.

El pasado jueves 26 de julio se cumplieron cien días de crisis y la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos (Anpdh) aprovechó de dar su informe sobre las víctimas que ha dejado la represión.

La organización denunció que desde los años ochenta el país no atravesaba una crisis tan sangrienta, y resaltó que ya se han registrado 448 asesinados, más de 2.000 heridos y cientos de secuestrados y desaparecidos.

Desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hasta la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), han reconocido y responsabilizado al Gobierno por las graves violaciones a los derechos humanos entre las que se encuentran: asesinatos ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, detenciones arbitrarias y posibles actos de tortura.

Sin embargo, con desfachatez el régimen niega los crímenes cometidos e incluso se atreve a hablar de justicia y paz, cuando son ellos quienes se niegan a tratar de negociar una salida pacífica a la situación que atraviesa el país.

A propósito de los cien días de crisis, Rosario Murillo, vicepresidenta del país y esposa del madatario Daniel Ortega, dio un mensaje a la nación a través de los medios oficiales, instando a los ciudadanos a no guardar deseos de venganza ni sentimientos de odio y rencor.

«No lo admitamos y no lo admitimos, porque como cristianos sabemos que tenemos que trabajar para afianzar la paz, el bien común desde el cariño, el amor al prójimo que es nuestro principio, nuestra enseña triunfal», dijo la vicepresidenta, sin ningún respeto por los familiares de los más de 590 desaparecidos, o por las 2.830 personas que han resultado heridas en el conflicto, de las cuales 72 quedaran con lesiones permanentes.

¿Cómo se le pide a una madre, a un hermano o a un amigo, que no sienta rencor por quién mató vilmente a su ser querido?

Según Murillo, su Gobierno está tratando de reconstruir con «amor y cariño» la patria que «querían destruir» y la paz que «querían arrebatar».

Cabe destacar, que el mismo discurso, la esposa del mandatario se refirió otra vez a los manfestantes antigubernamentales como terroristas, pero solo hay que ver algunas imagenes de lo que en el país centroamericano ocurre, para darse cuenta quienes son los que realmente luchan por la paz y justicia.

Aún los  nicaragüenses guardan la esperanza de conseguir la democratización del país y de conseguir unas justas y libres elecciones que permitan salir de los Ortega-Murillo que ya llevan once años en el poder.

Cada día que pasa es una día de lucha, con más víctimas, pero los ciudadanos parecen estar más decididos que nunca en no seguir aceptando los abusos del régimen.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento