Parlamentario laborista británico alaba “inspiradores” legisladores cubanos que perpetúan legado de Fidel Castro

23
Parlamentarios británicos rinden homenaje a Fidel Castro y anhelan perpetuar su legado. (FotoMontaje)
Integrantes del partido laborista que abiertamente respaldan el Chavismo, ahora rinden homenaje a Fidel Castro y el Che Guevara. (FotoMontaje)

En colaboración con la parlamentaria del partido laborista Karen Lee, el parlamentario británico Chris Williamson, coordinó este fin de semana un evento «en solidaridad con Cuba».

Pidieron el fin del bloqueo sobre Cuba y cuestionaron el rol y administración de la prensa en EE. UU. y el Reino Unido.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Invitaron a sus homólogos cubanos y en ningún momento se emitieron críticas al gobierno que ha matado a más de 100.000 de sus ciudadanos y provocó el exilio de millones.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Según reporta el articulista británico que asume el pseudónimo de Guido Fawkes, en honor al activista británico Guy Fawkes:

«Con alegría, Chris Williamson está propiciando elogios sobre el régimen de Fidel Castro una vez más. No menciona, por supuesto, los campos de trabajos forzados establecidos por el régimen de Castro que vieron a miles de homosexuales, testigos de Jehová y otros encarcelados en la miseria.

No se menciona que Castro se refiera rutinariamente a los homosexuales como ‘maricas’ y a los exiliados ‘gusanos’.

Tampoco  menciona que las personas con VIH en Cuba fueron forzadas a zonas de cuarentena y que los estudiantes homosexuales fueron expulsados de las universidades. Williamson, un ministro de la sombra recuerda, quiere «continuar el legado de Fidel…»

A través de redes sociales, Williamson ratificó su respaldo por el régimen Castrista y su anhelo por la continuidad del mismo.

Tweet: «Es maravilloso escuchar a diputados cubanos inspiradores decir que el futuro de Cuba está garantizado y que el legado de Fidel continuará».

Según indica la publicación en redes sociales, la mediadora de la reunión fue la parlamentaria laborista Karen Lee.

Lee fue ampliamente criticada en agosto de este año cuando, a través de redes sociales, felicitó al fallecido dictador en su cumpleaños. Lo hizo compartiendo un enlace que llevaba a una página de solidaridad con Cuba.

Dicha página no se solidariza con los cubanos, sino con el régimen socialista que somete a la población.

El mensaje inicial indica: «Durante más de 50 años, la Revolución Cubana ha sido una inspiración para los países que luchan por la independencia y la igualdad. Los notables logros de Cuba en materia de salud, educación, derechos de la mujer y justicia social se obtuvieron bajo el liderazgo de Fidel Castro».

Sin embargo, comenzando por la dictadura vitalicia de Fidel  —perpetrada a través de su hermano a modo de sucesión dinástica— el Gobierno cubano tiene la menor representatividad femenina en el continente.

Es decir, lejos de lograr la igualdad que tanto pregona, monopoliza no solo los recursos sino la posibilidad de llegar a puestos de poder a través del partido único que reprime a quien pretenda llevar a cabo cualquier iniciativa política.

En cuanto a los supuestos de derechos de las mujeres, el caso más emblemático es el de las Damas de Blanco que son reprimidas cada domingo cuando marchan por la libertad de los presos políticos.

«Discursos inspiradores de amplio alcance de parlamentarios cubanos esta noche hablando sobre diversos temas, desde el escandaloso bloqueo de EE. UU. a Cuba hasta el control y la propiedad de los medios en EE. UU. y el Reino Unido».

En respuesta, múltiples usuarios de la red social comentaron. Por ejemplo, un defensor de DD. HH. publicó un informe de la organización de Derechos Humanos, Amnistía Internacional, titulado: «Cuba: Sector laboral como herramienta de represión, las personas presuntamente críticas enfrentan una vida de desempleo«.

Entre los comentaristas se manifestó quien fue secretario político del ex primer ministro británico Tony Blair y asesor político del partido laborista. O sea, lejos de ser un detractor del partido, buscaba rectificar los errores dentro de él.

Pidió que lo parlamentarios de su partido les pregunten a sus homólogos cubanos sobre lo dicho textualmente en un informe de la organización de Derechos Humanos, Amnistía Internacional:

«Pese a la supuesta apertura política, continuaban las restricciones del derecho a la libertad de expresión, asociación y circulación. Los grupos locales de la sociedad civil y los grupos de oposición denunciaron un aumento de las detenciones por motivos políticos y del acoso a quienes criticaban al gobierno».

Resulta cuanto menos contradictorio una reunión donde se critica el dominio de la prensa de un país donde existe una multitud de medios diversos, mientras se aplaude un régimen que penaliza la libertad de expresión, prohíbe libros y solo admite publicaciones avaladas por el Estado; como es el caso cubano.

No obstante, analizando la simpatía de estos políticos hacia regímenes totalitarios como el cubano, cobra sentido. El líder del partido laborista, Jeremy Corbyn, declaró abiertamente su respaldo no solo a Chávez sino a Maduro.

Cuando líderes mundiales y medios masivos le llamaban dictador al actual presidente de Venezuela, luego de 100 días de represión a la población civil, sumado a las artimañas anti-constitucionales que su gobierno llevó a cabo, el líder del Partido Laborista británico Jeremy Corbyn se rehusó a condenar a su aliado Maduro.

Sobre el embargo, dentro del discurso victimizador, ocultan el origen de la medida. Luego que el régimen Castrista, acorde dicta el socialismo que el Estado esté a cargo de los medios de producción, expropió más de 300 empresas estadounidenses, se cerraron las relaciones bilaterales.

Tampoco hablan del embargo interno, cómo el Estado expropió las empresas cubanas; comenzando por los grandes y terminando con los negocios pequeños.

Del mismo modo, no menciona cómo el régimen aun expropia no solo negocios sino viviendas. Y no arremete contra individuos sino de manera colectiva. Cuando priva a un ciudadano de sus bienes, lo hace con toda la familia. De modo que emprender en Cuba, es un peligro para tu libertad, propiedad y familia.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento