Candidata latina al Congreso de EEUU busca instaurar el socialismo

Ve al pleno empleo como un problema, alega que "el capitalismo no siempre ha existido en el mundo y no siempre existirá en el mundo"

1.348
La aspirante a congresista promete fomentar el mismo sistema del cual millones de latinos escapan por tierra y mar, el socialismo. (Medium)

Los latinos son la minoría más grande en los EEUU. Eso lleva a mayor representatividad en la política, esta vez podría ser la congresista más joven de la historia.

El nuevo rostro del partido demócrata apela a esa comunidad promoviendo el mismo sistema del cual millones escapan, cruzando el desierto y hasta el mar en balsas, el socialismo.

En su última entrevista televisiva anunció que “el capitalismo no siempre existirá en el mundo”.

Alexandria Ocasio-Cortez nació en EEUU, pero su familia es de Puerto Rico.

La latina de 28 años ya derrotó al candidato parlamentario de las elecciones internas del partido para el estado de Nueva York.  Ahora deberá enfrentarse al candidato republicano.

Los medios locales denominaron su triunfo como la mayor victoria inesperada, pues era quien menos probabilidades tenía; dada su corta carrera.

Sin embargo, pasaron por alto que toma la misma línea de quien fue precandidato presidencial antes que Hillary Clinton se enfrente a Donald Trump.

Al igual que Bernie Sanders, Ocasio-Cortez se declara “socialista democrática”.

Juntos auguran un “movimiento obrero del siglo XXI”.

Es decir, quiere que el Estado ejerza mayor control sobre la producción mientras pretende que sea quien financie, con los impuestos sustraídos de los ciudadanos productivos, servicios como salud y educación, incluso a nivel universitario y vivienda.

En vista que la economía de EEUU .está en auge y las cifras de desempleo, están bajando, durante una entrevista televisiva, la conductora la preguntó a Ocasio-Cortez al respecto y está respondió que eso era un problema, pues “el desempleo es bajo porque todos tienen dos trabajos” y “el capitalismo no siempre ha existido en el mundo y no siempre existirá en el mundo”.

Por un lado, remarcó un error no solo teórico sino numérico. Que haya personas trabajando en más de un trabajo, no denota que haya desempleo. Al contrario, hay más de un empleo por persona.

El índice de desempleo toma el número de personas desempleadas dividido por el número de personas en la fuerza de trabajo. Y esto no toma en cuenta cuántos trabajos tiene cada persona.

Ocasio-Cortez continuó: “El desempleo es bajo porque la gente trabaja 60, 70, 80 horas a la semana y apenas puede alimentar a sus hijos”.

De acuerdo a un informe de la OECD (Organización para la cooperación económica y el desarrollo), en conjunto con otro simultáneo de Employment Outlook, la nacionalidad que más trabaja en todo el mundo está precisamente al otro lado de la frontera: en México (2,255 anuales, poco más de 43 por semana).

EEUU ni siquiera está en los primeros diez, está en el puesto 16. Entre las cinco naciones donde más horas se trabaja,  tres están en América Latina: Chile, Costa Rica y México.

Sin embargo, Ocasio-Cortez insiste en la explotación de los ciudadanos de los EEUU  y culpa al “capitalismo sin restricciones”, comparado con el salvaje oeste, “que busca ganancias a toda costa”.

Agregó que pese a tener dos trabajos, al trabajador de EEUU. apenas le alcanza el dinero para alimentar a sus hijos.

En la actualidad, el 14% experimenta inseguridad alimentaria. Aunque no ha llegado a su punto óptimo, la ciudadanía no padece desnutrición crónica, ni hay desabastecimiento, como sucede bajo regímenes socialistas.

No hay siquiera parámetro comparativo con el acceso a comida en naciones carentes de capitalismo.

Sin ir más lejos, el continente americano, de acuerdo con la Encovi (Encuesta de Condiciones de Vida), en Venezuela -que vive bajo el socialismo que Ocasio-Cortez pregona- más del 60 % de la población se acuesta a dormir con hambre. 63,2 % de los adultos admitió que solo come dos veces del día para alimentar mejor a sus hijos. Esto produjo muchos de los venezolanos perdieron en 2017 11,4 kilos.

Lejos de ser perfecto, desde que surgió el capitalismo, la pobreza mundial ha disminuido precipitadamente.

Entre 2001 y 2011, alrededor de 700 millones de personas salieron de la pobreza extrema en todo el mundo.

Algo que Ocasio-Cortez no solo no reconoce sino que espera que termine.

Comentarios