Nuevo golpe contra círculo de Ortega: EEUU impone más sanciones financieras

Las nuevas acciones no solo son un duro golpe al Gobierno nicaragüense, sino que incluso podrían repercutir en otros países, como Cuba y Venezuela.

882
“La violencia perpetrada por el gobierno de Daniel Ortega y los esfuerzos de quienes están cerca del régimen para enriquecerse ilícitamente es profundamente inquietante y completamente inaceptable”. (Wikimedia)

El Gobierno de Estados Unidos anunció, a través del departamento del Tesoro, que aplicó nuevas sanciones contra tres miembros de la élite del régimen de Daniel Ortega por su participación en actos de corrupción y “graves abusos” contra los derechos humanos.

Francisco Díaz, la cabeza de la Policía Nacional; Fidel Moreno Briones, secretario general de la Alcaldía de Managua; y Francisco López Centeno, tesorero del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y vicepresidente de Albanisa, la empresa creada para hacer negocios petroleros con Venezuela, son los sancionados por la administración de Trump.

El primero (Díaz) es acusado por haber participado en la terrible represión que ha dejado más de 300 muertos en poco más de 75 días en Nicaragua. Moreno, por su parte, es señalado de dirigir a los grupos armados progubernamentales que han masacrado a la población, y, por último, López es acusado de corrupción, tráfico de influencias y desvíos de fondos públicos.

“La violencia perpetrada por el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega contra el pueblo nicaragüense y los esfuerzos de quienes están cerca del régimen de Ortega para enriquecerse ilícitamente es profundamente inquietante y completamente inaceptable”, manifestó el Subsecretario del Tesoro para el Terrorismo e Inteligencia financiera, Sigal Mandelker.

Las sanciones

Las sanciones consisten en el bloqueo al acceso al sistema financiero de Estados Unidos, lo que implica que si los altos cargos poseían activos en el país norteamericanos, estos ahora permanecerán congelados.

Además, se les prohibe a los estadounidenses realizar cualquier tipo de transacciones con las personas sancionadas.

“Quedan bloqueados todos los bienes o toda participación en bienes de aquellos designados, dentro de la jurisdicción de los EE. UU. Además, a los estadounidenses se les prohíbe, en general, realizar transacciones con personas bloqueadas, incluidas entidades que pertenecen o que están controladas por las personas designadas”, explicó en una declaración la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Estados Unidos explicó que su decisión está amparada en la Ley Magnitsky, que permite al Ejecutivo de ese país sancionar a todos los funcionarios o ciudadanos extranjeros que estén vinculados a actos de corrupción o a la violación de derechos humanos.

Nuevas sanciones repercutirán en otros países

Con estas sanciones Estados Unidos no solo ha dado un duro golpe al Gobierno de Nicaragua, sino que, según expertos, estas también repercutirán en países como Venezuela y Cuba.

“Creo que cualquier persona que tenga contacto no solo con Francisco López Centeno (tesorero del FSLN) debe tener mucha cautela en cualquier transacción con Albanisa. Esto es una telaraña económica que no solo sale de Managua, sino que conecta con Venezuela, La Habana y quizás con Ecuador y Bolivia”, señaló al diario La Prensa el jurista y exasesor de la Cámara de Representantes, Jason Poblete.

Cabe señalar que Albanisa está siendo investigada por el país norteamericano por tratarse de una subsidiaria de la petrolera estatal venezolana.

Además, para el investigador Douglas Farah, Alba Petróleos podría ser parte de una red de aliados de la organización guerrillera colombiana, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), para ejecutar acciones de lavado de dinero.

“Creo que no hay sustento racional para la economía de Albanisa, como de Alba Petróleos. O sea, el dinero que ellos mueven no es de ninguna fuente racional económicamente verificable. Entonces, en esos casos lo más probable es que venga de otras fuentes”, señaló al medio ya nombrado.

Es necesario recordar que Estados Unidos ya había impuesto una sanción a otro miembro de la élite orteguista bajo la Ley Magnitsky. Roberto Rivas Reyes, expresidente del Consejo Supremo Electoral, fue sancionado el 20 de diciembre del pasado año, 2017, por perpetrar fraudes electorales a favor del FSLN.

Recientemente también se anunciaron varias sanciones en contra de involucrados en violaciones de derechos humanos en Nicaragua. Según el departamento de Estado del país norteamericano, se han impuesto varias restricciones de visas a funcionarios de la Policía Nacional, de gobiernos municipales y del Ministerio de Salud.

Comentarios