España: Pedro Sánchez se escuda en la Unión Europea para no reconocer a Guaidó

Pedro Sánchez se escuda anunciando que espera la decisión de la Unión Europea para declarar su apoyo a Guaidó, mientras ejerce presión la izquierda local e internacional

413
Aunque por privado Pedro Sánchez ofreció apoyar al presidente Guaidó, públicamente la izquierda presiona para que no lo haga. (EFE/GIAN EHRENZELLER)

Pedro Sánchez, el presidente de Gobierno de España, se encuentra en una encrucijada frente a la situación que vive Venezuela. En privado, respaldó a Juan Guaidó por teléfono. Pero no lo ha hecho públicamente, dado que representa al bloque de izquierda que defiende a Nicolás Maduro.

Sánchez anunció que esperará el accionar de la Unión Europea. Las recientes declaraciones de los líderes europeos indican que el respaldo a Guaidó será masivo. Lo cual, sumado a la presión de los partidos de centro y derecha (PP, Ciudanos y Vox) en España, enfrentará a Sánchez -del Partido Socialista del Obrero Español- a sus aliados de Podemos y la Izquierda Unida que le exigen respaldar a Maduro.

Antes de ahondar en la actualidad, cabe resaltar que la línea ideológica de Pedro Sánchez. Durante una reciente visita por Sudamérica, tuvo la oportunidad de criticar lo que sucede en Venezuela, cuando lo hizo su homólogo chileno y optó por afirmar que la salida de la crisis es que Venezuela “dialogue consigo misma”, un proceso que “España está dispuesta a acompañar de forma activa”.

Desconectado de la realidad, donde los opositores son apresados, baleados, torturados e incluso asesinados, Sánchez sugiere el diálogo.

España financia al ejército cubano

Es que él ha sido facilitador, como el primer presidente español en más de 32 años en visitar Cuba, no solo del apoyo, sino del respaldo de regímenes totalitarios. En Cuba logró que empresarios españoles, los principales inversores de cadenas de hoteles a los que los cubanos no pueden acceder ya que se paga en dólares, posterguen el periodo de pago por más de 300 millones de euros al régimen cubano y así dar un respiro a los Castro.

Aunque el apoyo a Cuba, por medio del financiamiento, le precede. En el 2016, incluido intereses, España le condonó a Cuba la deuda de 1.492 millones de euros. No solo le permitió no pagar ese dinero, sino que España se comprometió a invertir 375 millones de euros para financiar proyectos de desarrollo económico y social con participación de empresas españolas.

De modo que la infraestructura de los puentes, calles y servicios que permiten el turismo de lujo en Cuba se paga con dinero español. Es decir, solventa a una dictadura militar.

Pues a través del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que reprimen a los opositores, los guerrilleros devenidos militares manejan el turismo en Cuba, a través de las corporaciones que controlan todo el comercio en Cuba: GAESA y Cimex.

Así, las corporaciones españolas, de la mano de diversos gobiernos, ha mantenido una simbiosis con Cuba, donde la isla depende de su colonizador para infraestructura y este mantiene el monopolio de las obras.

Izquierda española llama “golpe de Estado” a la asunción de Guaidó

Es decir, hay mucho dinero en juego. Sin embargo, el líder de la izquierda española, Pablo Iglesias, alega que a “A Trump y a sus aliados no les interesa la democracia y los derechos humanos en Venezuela, les interesa su petróleo”.

Cuando ha sido gracias a quienes no repudian los abusos que hay en Cuba que se mantiene a flote una industria millonaria que él no cuestiona.

Iglesias afirma que “España y Europa deben defender la legalidad internacional, el diálogo y la mediación pacífica, no un golpe de Estado”.

Europa afirma su apoyo a Guaidó

Mientras tanto,en el resto de Europa declararon ilegítimas las elecciones, donde menos del 20% de los venezolanos votaron por Maduro y acorde pasan las horas, son cada vez más las naciones europeas que manifiestan su respaldo a Guaidó.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó que espera que”toda Europa se una para apoyar a las fuerzas democráticas en Venezuela. A diferencia de Maduro, la asamblea parlamentaria, incluido Juan Guaidó, tiene un mandato democrático de los ciudadanos venezolanos”.

Anders Samuelsen, Ministro de Relaciones Exteriores de Dinamarca, declaró que está “trabajando para una fuerte declaración de la Unión Europea”.

A través de redes sociales, anunció que hay una “nueva esperanza en Venezuela” y que “Dinamarca siempre apoyará las instituciones democráticas electas legítimamente, entre ellas la asamblea parlamentaria que incluye a Juan Guaidó”.

Asimismo, el embajador ante América del Departamento de Asuntos Exteriores de Suiza, Bénédict de Cerjat, declaró que “Suiza considera a la Asamblea Nacional como legítima como resultado de las elecciones democráticas de 2015, así como a su nuevo presidente electo Juan Guaidó. Sus libertades y poderes deben ser respetados y su seguridad garantizada”.

Acorde se afirma la postura de la Unión Europea contra Maduro y a favor de Guaidó, Sánchez deberá decidir si respalda a las naciones europeas como anunció y asume el costo político de dar la espalda sus aliados ideológicos de la Izquierda Unida de España.

Iberoamérica espera atenta.

Comentarios