Cristina Fernández a indagatoria por cartelización en la obra pública

El juez Claudio Bonadio solicitó 100 indagatorias. La expresidente tiene fecha para el 25 de febrero.

95
El exministro de Planificación Federal, que ya está detenido, también tendrá que declarar ante el juez. (Fotomontaje PanAm Post)

La causa judicial del escándalo de los cuadernos de la obra pública durante los años del kirchnerismo no se detiene. Ahora, el juez federal Claudio Bonadio ordenó 101 indagatorias en el marco de una investigación relacionada con la cartelización de la obra pública durante el mandato de Cristina Fernández de Kirchner. La expresidente debe presentarse el 25 de febrero junto a otros exfuncionarios de su Gobierno y empresarios.

Algunos de los citados pertenecientes al sector privado ya reconocieron que aceptaron el pago de coimas a los funcionarios kirchneristas, tal cual aparecía en los cuadernos de Centeno, exchófer del Ministerio de Planificación en los años de Julio de Vido. El exministro, que ya se encuentra en prisión, deberá declarar ante la justicia por esta investigación, al igual que Roberto Baratta (exjefe de Centeno).

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Ángelo Calcaterra (primo de Mauricio Macri), Aldo Roggio y Juan Chediack son algunos de los empresarios que deberán presentarse a partir del 20 de este mes ante Bonadio. El familiar del presidente argentino ya reconoció el pago de coimas a los exfuncionarios K a cambio de beneficios en su causa judicial.

Lázaro Báez, sospechado de testaferro de Néstor Kirchner, también deberá declarar ante Bonadio por la cartelización de la obra pública. Pero aunque está detenido con prisión preventiva desde 2016, Báez tiene una preocupación más grande por estos días: su hijo, Martín Báez, esta al borde de la prisión.

El Tribunal Oral Federal 4 confirmó que de no volver a presentarse a las citaciones, se emitirá una orden de detención en contra del joven. Sobre los Báez cayó un embargo multimillonario y la justicia sospecha que Martín ha realizado operaciones financieras para burlarlo. El hijo del supuesto testaferro de Kirchner está implicado en la causa denominada «Ruta del dinero K», que investiga el desvío de fondos también vinculado con la obra pública.

Cuando Lázaro Báez fue detenido se especuló con una posible confesión, pero hasta el momento el «empresario» no ha hablado. Varios allegados reconocieron que esto podría cambiar ante la posibilidad real de la detención de alguno de sus hijos.

Cristina quiere que la juzguen en su feudo

Aunque el kirchnerismo perdió el poder a nivel nacional, todavía es Gobierno en la provincia de Santa Cruz. Allí, el Ejectuivo está a cargo de Alicia Kirchner, hermana del expresidente y cuñada de Cristina. Esta mañana trascendió que el último viernes, el abogado de la expresidente hizo un pedido formal para que se la juzgue por el delito de defraudación en Santa Cruz. «La justicia  de Santa Cruz resulta competente para juzgar el supuesto delito de defraudación por el que se ha requerido en esta causa la elevación a juicio», sostuvo Carlos Beraldi. Hasta el momento, la justicia no se ha mostrado predispuesta a acceder a las solicitudes del equipo legal de la expresidente.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento