Ricardo Rojas y el debate del partido liberal argentino

El prestigioso jurista reconoció que se sumará a una iniciativa partidaria, pero tiene sus requisitos

Luego de una extensa trayectoria en la justicia argentina, Rojas es la figurita difícil de los partidos liberales en formación. En esta entrevista nos cuenta lo que necesita tener el proyecto que lo seduzca. (Twitter)

En Argentina hay demanda para una propuesta política liberal, de eso no hay duda. La irrupción de Javier Milei y José Luis Espert, la vigencia de economistas como Roberto Cachanosky y el resurgimiento político de Ricardo López Murphy hicieron que, ante la crisis actual, las recetas se busquen del lado de la libertad. No es para menos, luego del fracaso del kirchnerismo en su primera y segunda parte y el desastre macrista, los micrófonos ahora apuntan a la coherencia de los que siempre dijeron lo mismo.

Es una muy buena noticia que el bulldog vuelva a la competencia electoral, es grandioso que Espert el año próximo vaya por su lugar en el Congreso y también es muy auspicioso que gente como Agustín Etchebarne, director de un prestigioso think-tank decida abocarse a la formación de un partido liberal, democrático y republicano. Por ahora falta la foto de todos las manifestaciones juntas para la elección de medio término de 2021 y, aunque se percibe un sentimiento de unidad futura, existe la competencia interna dentro del espacio.

Una de las manifestaciones de todo esto es la de los capitales que se muestran para traer agua al molino propio. Es decir, los apoyos y activos que cada grupo consigue. Mientras Espert cuenta con la juventud de los libertarios y partidos afines que lo respaldan, López Murphy muestra territorialidad a nivel nacional. Etchebarne y su grupo de Unidos tienen en favor varios referentes del espacio como Gustavo Lázzari o Marcos Hilding Ohlsson y casi todas las afiliaciones necesarias para la Ciudad de Buenos Aires.

Pero hay una figurita difícil que hasta el momento no pudo conseguir nadie. Ricardo Manuel Rojas, una de las eminencias del liberalismo latinoamericano (y que está en favor de la formación de un partido liberal), tiene un requisito a la hora de poner su firma y sacarse la foto: la unidad.

«Hay que pensar en un partido que esté por encima de los eventuales candidatos, que tenga autoridades que no sean al mismo tiempo candidatos, que tenga elecciones abiertas y participativas y esté destinado a ser el vehículo para designar a las mejores personas como los postulantes liberales en cada elección. Si apareciera un proyecto de ese tipo, yo me sumaría con gusto. Pero sólo si los principales referentes liberales integran ese esfuerzo de manera conjunta y desinteresada. Mientras tanto seguiré ayudando desde afuera a los amigos que intentan hacer cosas, pero sin involucrarme directamente. Porque involucrarme en un grupo es despreciar a los demás, y ello contribuye más a la desintegración que a la unidad».

Las palabras del prestigioso jurista argentino, que por primera vez en mucho tiempo estaría en condiciones de ser afiliado o candidato ya que renunció a su cargo en la justicia, parecerían darle la razón al proyecto de Unidos y Etchebarne, sobre cómo debería formarse la agrupación política. Pero según Rojas para 2021 no hay tiempo. En este sentido señaló:

«Es necesario ponerse de acuerdo sobre las bases de la creación de un único y gran partido liberal hacia el futuro y trabajar sostenidamente en ello, y al mismo tiempo, acordar una lista de notables, con los mejores candidatos en cada jurisdicción, para las elecciones del próximo año. Claro, siempre con el compromiso de que a partir del 2023, toda lista será el producto de elecciones internas abiertas».

En la opinión del intelectual argentino, el país está al borde de una nueva crisis económica seria, que si no explotó aun ha sido por la cuarentena que mantiene todo en stand by. «En febrero las discusiones eran sobre si íbamos a la hiperinflación, al default, si la pobreza alcanzaba a la mitad de la población y la producción continuaba cayendo». Para Rojas «posiblemente nunca como hoy» hace falta en el Congreso una voz que exprese «el espíritu liberal que construyó al país y lo hizo crecer, y que se oponga al populismo y el colectivismo que lo ha venido destruyendo».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento