Almagro respalda exigencias de movimiento disidente de la MUD: se debe actuar con firmeza y no reconocer la Constituyente

2
(Twitter)
Es imprescindible actuar con firmeza y no se debe reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente, esas fueron las advertencias de Almagro. (Twitter)

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, respondió a una carta de la organización Soy Venezuela, disidente de la coalición de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática, y expresó su respaldo al texto.

“Deseo felicitarlos por la conformación de la nueva fuerza política ‘Soy Venezuela’, una nueva voz que se suma al escenario político de hoy, con una nueva visión, con nuevos compromisos de cara a las necesidades ciudadanas”, inicia el texto de respuesta de Luis Almagro.

Soy Venezuela fue creada para responder a todos aquellos ciudadanos venezolanos que no están conformes ni de acuerdo con la forma como la Mesa de la Unidad Democrática pretende dirigir el rumbo de los opositores al régimen de Nicolás Maduro. Es, al final, una respuesta a un vacío.

En el texto, Almagro dice sobre el diálogo: “La acción de dialogar se ha convertido en una mera estrategia dilatoria para postergar indefinidamente todo recurso que limite el poder de la dictadura, toda decisión institucional que inicie la redemocratización del país”.

Las palabras del secretario de la OEA, son un respaldo a los planteamientos de Soy Venezuela, ya que la novel alianza no apoyó el diálogo con el régimen de Nicolás Maduro —ya que considera que la dictadura solo aprovecha para obtener tiempo y legitimidad—. Además, considera un error la decisión de haber participado en las elecciones regionales; no obstante, Soy Venezuela asegura que no llama a la abstención.

Frente a estas ideas, Almagro señala: “El Gobierno no escucha, nunca hace una concesión. Controla el Estado a discreción, la represión, los recursos financieros, los medios de comunicación, el poder judicial y ahora mediante una fraudulenta e ilegítima Asamblea Constituyente, se ha apropiado de la función legislativa”.

“Un mínimo de buena fe es indispensable para darle sentido y sustancia a un proceso de diálogo transformándolo en una negociación tangible y con resultados”, escribe el alto diplomático.

Asimismo, Luis Almagro insiste en que el elemento de la Asamblea Nacional Constituyente altera todo el panorama en Venezuela. Por lo tanto, “es imprescindible que frente a la nueva coyuntura que se desprende de la Asamblea Constituyente se actúe con firmeza, no es solo no reconocerla, sino que tiene que ser declarada nula”.

 

En esa oración, el secretario hace referencia a una de las posturas más firmes de Soy Venezuela: la ilegitimidad de la Asamblea Nacional Constituyente y como, bajo ninguna circunstancia, esta debe ser reconocida (algo que según algunos disidente opositores, ocurriría al participar en las elecciones regionales).

Las palabras de Almagro tienen gran importancia, pues es el reconocimiento a la primera alternativa a la dirigencia opositora reconocida internacionalmente y representada en la MUD.

Quien le hizo llegar el texto de Soy Venezuela al secretario de la OEA fue el diplomático y expresidente del Consejo de Seguridad de la ONU, Diego Arria.

En la carta, la alianza advierte a Almagro sobre el diálogo que la dictadura sostuvo con la MUD y sobre la posibilidad de que se le otorgue reconocimiento a la Constituyente.

Algunos de los principales líderes de Soy Venezuela son la dirigente y coordinadora del movimiento Vente Venezuela, María Corina Machado; y el líder del partido Alianza Bravo Pueblo y preso político, Antonio Ledezma.

Comentarios