Minería, petróleo, lujos y empresas estatales: el mundo del testaferro del vicepresidente de Venezuela

17
Samark-Lopez-
Según el Departamento del Tesoro, el presunto testaferro del vicepresidente venezolano cuenta con al menos una docena de empresas que formarían parte de una red del narcotráfico en el mundo (Efecto Cocuyo).

Pocos en Venezuela se sorprendieron tras conocer que el vicepresidente Tareck El Aissami fuera incluido en una lista del Departamento del Tesoro de EE. UU. por presuntamente colaborar con el narcotráfico; con él también fue señalado el empresario venezolano Samark José López Bello quien figura como su testaferro.

López Bello, de 39 años, ha incursionado en el sector empresarial de alimentos y construcción; sin embargo, su nombre salió a relucir a partir de una presunta vinculación con la compra “por debajo de la mesa” de la antigua Cadena Capriles, dueña de varios medios impresos en Venezuela.

De acuerdo con las investigaciones Samark y Tareck han tenido un papel relevante en el tráfico de drogas hacia México y Estados Unidos.

Según el Departamento del Tesoro, el presunto testaferro del vicepresidente venezolano cuenta con al menos una docena de empresas que formarían parte de esta red del narcotráfico en el mundo.

1)  Alfa One, C.A. (Venezuela).

2) Grupo Sahect, C.A. (Venezuela).

3) MFAA Holdings Limited (Islas Vírgenes).

4) Profit Corporation, C.A. (Venezuela).

5) Servicios Tecnológicos Industriales, C.A. (Venezuela).

6) SMT Tecnologia, C.A. (Venezuela).

7) Yakima Oil Trading, LLP (Reino Unido).

8) Yakima Trading Corporation (Panamá)

Estatales como PDVSA, PDVSA Gas y Sidor aparecen entre los entes a los que las empresas de López Bello ofrecieron sus servicios. También figuran otros organismos del Estado, como el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (Minci) y Corpoelec.

Cabe destacar que López Bello y su empresa, grupo Sahect, fueron señalados entre 2009 y 2010 por el caso de 720.000 toneladas de alimentos de PDVAL descompuesto. Las investigaciones nunca llegaron a conclusiones contra el empresario en Venezuela.

Según reseña la página de perfiles Poderopedia Venezuela, López trabajó en la Gobernación de Mérida como director de Planificación cuando gobernaba El Aissami.

Desde febrero, el presunto testaferro de Tareck es presidente de una empresa panameña cuyo principal cliente es la estatal petrolera PDVSA.

Una publicación realizada por el Diario de las Américas asegura que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y el FBI abrieron una investigación contra El Aissami que pretende dar a conocer su enlace con el terrorismo del Hezbolah.

 

Recuento

Ya el pasado 8 de febrero al menos tres decenas de legisladores estadounidenses instaron al presidente Donald Trump a aumentar la presión sobre el gobierno de Venezuela y sancionar a los funcionarios de ese país que han sido responsables de actos de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

34 legisladores exigieron una investigación exhaustiva que involucre al vicepresidente venezolano Tareck El Aissami por el presunto apoyo a grupos terroristas de Oriente Medio con la entrega de pasaportes diplomáticos.

Un extracto del libro Búmeran Chávez escrito por el periodista del ABC Emili J. Blasco, quien aseguró que “El Aissami fue señalado por fiscales de Estados Unidos como uno de los principales interlocutores de Chávez con el Hezbolá” y le atribuyen la entrega de pasaportes venezolanos a activistas de esa organización.

El Centro para una Sociedad Libre Segura con sede en Washington publicó en 2014 un trabajo titulado:  “Canadá en guardia: Evaluando la amenaza de Irán, Venezuela y Cuba a la seguridad inmigratoria”; allí los autores aseguran que Venezuela emitió al menos 173 pasaportes venezolanos a islamistas radicales que buscaban entrar a Norteamérica.

Los autores de este informe, Victoria Henderson, directora general del Instituto de Canadá de Análisis Social y Económico (ISEA); Fernando Menéndez, investigador del Centro para una Sociedad Libre Segura (SFS, por sus siglas en inglés) y Joseph Humire; director del SFS, vinculan al actual gobernador del estado Aragua, Tareck El Aissami quien estuvo al frente del Ministerio de Interior entre 2008 y 2012, y presuntamente habría creado una red de lavado de dinero para encubrir el financiamiento a grupos extremistas del Medio Oriente. Además aseguran que durante años, El Aissami ha estado ingresando terroristas iraníes a Venezuela.

Comentarios