Macri pide urgente aplicacion de la Carta Democrática en Venezuela: “La situación es dramática”

9
macri - carta democratica - venezuela
Macri: “Si el mensaje de aplicar la carta democrática en la OEA suma hagámoslo, pero hay que conseguir los votos. (Diario La Posta)

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, se mostró expresamente a favor de aplicar la Carta Democrática Interamericana sobre Venezuela.

Por primera vez el mandatario argentino afirmó que respalda a la OEA en el proceso del mecanismo interamericano para recuperar el proceso democrático en el país gobernado por Nicolás Maduro.

Durante el foro “Invertir en Argentina”, Macri señaló que la crisis y situación en Venezuela “es dramática”.

“Lo que hay que lograr es un proceso democrático urgente, supervisado a nivel internacional, porque la situación es dramática. La OEA tiene nuestro apoyo; estamos alineados para mandar todos los mensajes que se puedan, incluida la Carta Democrática”, dijo.

El mandatario argentino fue aún más claro sobre el tema y señaló que lo que frenaría la aplicación de la Carta Democrática es hay muchos países que aún dependen del petróleo venezolano:

“Yo estoy para ayudar de todas las maneras que sean posibles. Venezuela y España son los países que más exiliados recibieron durante la dictadura militar argentina. Parece que en Venezuela siempre hay otro escalón hacia el infierno. Todos los días empeora la situación. Nosotros hicimos enorme tarea suspendiendo a Venezuela de Mercosur. Era un mensaje. Si el mensaje de aplicar la carta democrática en la OEA suma hagámoslo, pero hay que conseguir los votos. Hay una dependencia de muchos países de Venezuela y su petróleo. Almagro tiene nuestro apoyo. Pero cada país es un voto. Lo cierto es que el proceso es dramático. El que expresa algo distinto va preso, es una locura”.

El año pasado, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, había invocado la Carta Democrática para abordar lo que a su juicio era un quiebre del orden constitucional en Venezuela. Había dicho que no buscaba la expulsión de Venezuela de la OEA, algo que la Carta Democrática contempla, sino un “diálogo serio” y con “resultados concretos”. El llamado de Almagro desató la ira del gobierno de Nicolás Maduro e incomodó a varios países de la región.

 

El 23 de junio de 2016, en asamblea extraordinaria, la OEA no se definió por la crisis en Venezuela: no decidió si debía activarse la Carta Democrática. Los representantes de los 34 países miembros escucharon un informe crítico de Almagro, pero finalmente no votaron sobre el tema de fondo, allí respaldaron el diálogo entre el gobierno y la oposición.

Fuente: La Patilla

Comentarios