Estados Unidos reitera que Venezuela es un país abierto al narcoterrorismo

En un informe detallado el gobierno de Donald Trump señaló que Venezuela forma parte de los desafíos a los intereses de Estados Unidos

4.262
El jefe del Comando Sur de EE.UU., Kurt W. Tidd señaló a la nación gobernada por Nicolás Maduro como un “país abierto a los narcoteroristas y Partidarios libaneses de Hezbollah”. (Twitter)

Estados Unidos reiteró que Venezuela es un país de tránsito para el contrabando de drogas ilícitas.

En un informe detallado referente a la seguridad y dificultades que afectan a la región, el jefe del Comando Sur de los EE. UU., Kurt W. Tidd, señaló a la nación gobernada por Nicolás Maduro como un “país abierto a los narcoteroristas y Partidarios libaneses de Hezbolá“.

El documento se refiere a los actos de corrupción que se han presentado en todo el territorio de Venezuela; en él también se menciona cómo China, Rusia y Cuba pueden llegar a realizar grandes actos ilícitos junto al régimen chavista en suelo suramericano.

El informe detalla, además que Venezuela forma parte de los desafíos a los intereses de Estados Unidos, al igual que Cuba. Señala que la isla ejerce una influencia negativa en Venezuela, a través de su servicio de inteligencia y las Fuerzas Armadas.

Los próximos meses probablemente serán críticos, con una campaña presidencial, deterioro económico continuo y escasez generalizada de medicamentos, alimentos, electricidad y bienes de consumo.

No es la primera vez que el Gobierno de Donald Trump hace referencia a Venezuela como una nación que atenta contra la seguridad de la Región. En septiembre de 2017, William Brownfield, secretario adjunto de Estado de EE. UU. para la Seguridad y Lucha Antinarcóticos, señaló que “no habrá solución a la crisis en Venezuela mientras el narcotráfico siga penetrando por completo cada uno de los elementos de poder”.

Narcoestado en evidencia

Y es que el país suramericano ha quedado en evidencia como un narcoestado luego de que con el pasar de los años se descubriera que altos funcionarios del chavismo y del régimen de Nicolás Maduro están directamente relacionados con el tráfico internacional de drogas.

Tareck El Aissami, vicepresidente de Venezuela (Flickr)

El Aissami, vicepresidente: hace ya un año el vicepresidente de Venezuela, Tarek El Aissami, fue incluido en una lista del Departamento del Tesoro de EE. UU. por presuntamente colaborar con el narcotráfico.

La medida también involucró a Samark López Bello, quien es acusado de ser el principal testaferro del vicepresidente venezolano, y es señalado de poseer cerca de una docena de empresas vinculadas con el funcionario.

Según el Departamento del Tesoro estadounidense, El Aissami ejerce control sobre aviones que despegan desde una base aérea venezolana, además de controlar las rutas de la droga que sale por puertos venezolanos.

El Aissami también está vinculado con la coordinación de envíos de droga a Los Zetas, el violento cartel de la droga mexicano, además de suministrar protección al capo de la droga colombiano Daniel Barrera y al narcotraficante venezolano Hermágoras González Polanco, quien también fue mencionado en el caso de los “narcosobrinos” de la familia presidencial de Venezuela.

Por su parte, el Centro para una Sociedad Libre Segura con sede en Washington publicó en 2014 un trabajo titulado: Canadá en guardia: Evaluando la amenaza de Irán, Venezuela y Cuba a la seguridad inmigratoria; allí los autores aseguran que Venezuela emitió al menos 173 pasaportes venezolanos a islamistas radicales que buscaban entrar a Norteamérica.

Los autores de este informe, Victoria Henderson, directora general del Instituto de Canadá de Análisis Social y Económico (ISEA); Fernando Menéndez, investigador del Centro para una Sociedad Libre Segura (SFS, por sus siglas en inglés) y Joseph Humire, director del SFS, vinculan al exgobernador del estado Aragua y actual vicepresidente, Tareck El Aissami, quien también estuvo al frente del Ministerio de Interior entre 2008 y 2012, y presuntamente habría creado una red de lavado de dinero para encubrir el financiamiento a grupos extremistas del Medio Oriente. Además, aseguran que durante años El Aissami ha estado ingresando terroristas iraníes a Venezuela.

Nicolás Maduro, dictador de Venezuela (Flickr)

Maduro, el presidente: aunque Nicolás Maduro no ha sido señalado directamente por el Gobierno de Estados Unidos, como en el caso de El Aissami, el mandatario de Venezuela está muy vinculado al narcotráfico internacional, tanto así que dos de sus sobrinos fueron declarados culpables al intentrar traficar cocaína a suelo norteamericano.

De hecho, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York dio a conocer un documento donde se revela que Maduro habría aprobado las acciones de narcotráfico emprendidas por sus sobrinos.

El fiscal Joon H. Kim asegura que hay pruebas suficientes de que Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas (los “narcosobrinos”) estaban predispuestos a cometer el crimen de narcotráfico, ya que mantenían contacto con proveedores de cocaína y con miembros de las FARC, al tiempo en que, presuntamente, contaban con el visto bueno del mandatario de Venezuela.

Néstor Reverol, ministro de Interior de Venezuela (Flickr)

Néstor Reverol, ministro de Interior: el mayor general Néstor Luis Reverol es el ministro de Interior, Justicia y Paz y fue imputado en Estados Unidos por estar vinculado al narcotráfico.

Néstor Luis Reverol Torres y el general Edylberto Molina son acusados de conspirar para traficar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos desde Venezuela entre los años 2008 y 2010.

En el expediente se señala que el ahora ministro de Interior y el subdirector de la ONA “recibían pagos de los narcotraficantes para recibir alertas de futuros operativos, los lugares donde los agentes iban a hacer las requisas y el tiempo de las mismas de tal manera que tuviesen tiempo para mover la droga de lugar y buscar rutas alternativas para sacar el producto de Venezuela”.

Edylberto Molina, viceministro (Twitter)

Edylberto Molina, viceministro: es el viceministro para el Sistema Integrado de Policía designado por Nicolás Maduro. Molina es exdirector de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y es acusado por el Departamento de Justicia de EE. UU. por narcotráfico.

Molina fue acusado por EE. UU. de participar en “conspiración de distribución internacional de cocaína”. Su nombre está incluido en la lista de fugitivos de la justicia estadounidense.

 

 

Diputado chavista, Hugo Carvajal (Twitter)

Hugo Carvajal, diputado chavista: sobre Hugo Carvajal, quien fue jefe de la Dirección de Inteligencia Militar durante el Gobierno de Hugo Chávez desde julio 2004 a diciembre de 2011, también reaen acusaciones de narcotráfico por parte de Estados Unidos.

En 2014 Carvajal fue capturado en Aruba debido a una orden de arresto emitida por Estados Unidos por su presunta vinculación con una red de narcotráfico ligada a las FARC. El presidente venezolano Nicolás Maduro protestó, diciendo que Carvajal tenía inmunidad diplomática, y luego de una serie de conversaciones fue liberado y devuelto a la Caracas, la capital venezolana.

Comentarios