Analistas proponen “frente unitario” para acabar con dictadura en Venezuela

Analistas políticos le aserguraron al PanAm Post que tras la negativa de participar en las elecciones presidenciales, la oposición debe unirse a la sociedad civil para "apalancar" a lo interno y externo la salida de Nicolás Maduro.

3.131
Politólgos consideran que la primera acción que debe tomar la oposición es la creación de un “frente unitario” que involucre no solo a los partidos políticos, sino también a la sociedad civil, gremios, ONG y religiosos. (Wikimedia)

Los principales partidos de oposición no presentarán candidatos para las presidenciales tras la falta de garantías electorales. Ahora todos deberán asumir una estrategia diferente que impida que Nicolás Maduro se mantenga por al menos seis años más en el poder.

Aunque no existe un pronunciamiento oficial por parte de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), diarios locales aseguran que Acción Democrática, cuyo líder es el expresidente del Parlamento, Henry Ramos Allup; y Primero Justicia, el partido de Julio Borges, decidieron no postular a candidato alguno para los comicios.

Dicha posición se suma a la ya anunciada por Voluntad Popular, la cual se negó también a participar en el fraude electoral impuesto por el chavismo.

A esto se suman hasta los chavistas disidentes como el exministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, y el diputado en el exilio Germán Ferrer, quienes aseguraron que participar en los comicios sería “convalidar el fraude”.

Pero ahora que el panorama está más claro, queda la duda de qué sucedera en Venezuela y cuál será la “hoja de ruta” que deberá asumir la oposición tras una inminente victoria de Maduro a través de una farsa electoral sin precedentes.

PanAm Post entrevistó a María Teresa Romero, periodista y politóloga venezolana, quien mencionó la necesidad de que en el país suramericano se cree un “frente unitario” que involucre no solo a los partidos políticos, sino también a la sociedad civil, gremios y religiosos.

 Es un buen momento para movilizarse, la gente debe expresar su descontento con estas elecciones; pero más allá de eso se necesita un plan de acción nacional. Este frente no solo tiene que quedarse en actos puntuales, debe movilizarse en todos los rincones del país.

Romero expresó, además, que debe existir una estrategia hacia el exterior para buscar más respaldo internacional y acciones contundentes contra la dictadura de Nicolás Maduro. “Hay que lograr el aislamiento de Venezuela, pero algo coordinado para que la población no se vea tan afectada”, señaló.

“Creo que lo que se debe hacer es evitar más sufrimiento al pueblo venezolano que ya ha sufrido bastante; hay mecanismos por parte de la comunidad internacional que pueden ayudar para evitar mayor dolor, un ejemplo es una especie de doctrina Betancourt que implica el rompimiento de relaciones diplomáticas conjuntas y que ahogaría al Gobierno y lo obligaría a negociar su salida”, agregó.

Romero señaló que cree innecesarias más manifestaciones que terminen en muertes que “no lleven a nada”. “A lo interno la sociedad debe organizarse, quizás plantear acciones clandestinas y bien pensadas para presionar aún más”.

Adicionalmente, Romero propuso “pensar en un acto masivo” para el día de las elecciones presidenciales como una muestra de rechazo al fraudulento proceso electoral organizado por el chavismo.

Por su parte, Jorge Tricás, poitólogo y caterático de sociología política, consideró que serán necesarias grandes manifestaciones que demuestren el talante represivo del régimen y que incentiven una intervención internacional.

Hay que movilizar a la gente para la calle, que hayan marchas, conferencias, manifiestos, concentraciones, pronunciamientos, protestas; una lucha que se escenifique en el espacio público.

Tricás consideró que el objetivo es salir de la dictadura y, al igual que Romero, resaltó la necesidad de crear un frente unitario diferente a la MUD, que involucre a la sociedad civil.

El analista señaló que la abstención en las elecciones debe ir acompañada de acción en las calles, pues asegura que “quedarse en las casas no es una solución”.

Concluyó con que será necesario que tanto en Venezuela como en el mundo se cree una “palanca” que permita acciones contundentes, pues considera que en el país suramericano no habrá salida de la dictadura sin intervención extranjera.

Comentarios