Lo que nos enseña el megaescándalo de Odebrecht en América Latina

2

A mediados del 2015 la firma constructora de infraestructura brasilera empieza a ser investigada por las autoridades de Brasil, que ya tenían indicios de que el imperio de la compañía se había construido gracias a sobornos y coimas. Para Marzo de 2016, menos de un año después de que iniciaran las investigaciones, Marcelo Odebrecht va a la cárcel. Desde ese momento, él y alrededor de 70 funcionarios de su firma empiezan a colaborar con las autoridades a cambio de recibir rebajas en sus penas.

La información revelada por los funcionarios de Odebrecht, hasta el momento, involucra a 10 países de América Latina. En Brasil, Ignacio Lula, Dilma Rousseff y Michel Temer están siendo investigados. En Colombia, al parecer, la campaña presidencial de Juan Manuel Santos y el excandidato presidencial por el Centro Democrático, partido del expresidente Álvaro Uribe, Óscar iván Zuluaga también habría recibido dinero de la firma brasilera. Lo mismo habría sucedido con el exmandatario peruano Alejandro Toledo. El escándalo es bastante amplio e involucra a un gran número de políticos.

Ante tal caso de corrupción, los reclamos y la indignación de la ciudadanía no se han hecho esperar. En redes sociales el señalamiento y el descontento con políticos de toda la región involucrados en el caso, es evidente. Sin embargo, si bien parece que, en general, la gente entiende que el Estado no funciona bien, que los políticos utilizan nuestro dinero para hacer negocios con sus amigos y quedarse con parte del botín, al tiempo siguen pidiendo que el gobierno se encargue de cada vez más aspectos que solo deberían ser manejados por los individuos.

 

En nuestra videocolumna de hoy hablamos de la contradicción de muchos que, aunque entienden que los políticos no son buenos manejando el dinero ajeno, exigen que cada vez administren una mayor proporción de nuestros ingresos.

En la videocolumna del PanAm Post analizamos los últimos acontecimientos del mundo iberoamericano desde una óptica liberal. Es presentada por Vanesa Vallejo, economista, miembro del Movimiento Libertario colombiano y columnista del PanAm Post.

Odebrecht
No tiene sentido que al tiempo que reconocemos lo malos que son los políticos manejando nuestro dinero, pidamos que se encarguen de más recursos (ElComercio)
Comentarios