«Ideología de género»: un debate sobre creencias o sobre libertad y propiedad

1.791

«Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva». Esa era la frase escrita en un autobús de la organización «hazte oír» que la semana pasada causaba escándalo en Madrid, España. Para muchos ese mensaje es «transfóbico» y está lleno de odio. Para otros, además de ser hiriente, es un mensaje que debería ser retirado de las calles en tanto que ofende a una minoría.

La gobernación de Madrid decidió sacar de circulación el autobús afirmando que era un mensaje de odio y que violaba la «Ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia«. Esta nueva mordaza que han puesto a los ciudadanos españoles ha animado, nuevamente, el debate sobre la «ideología de género» y las discusiones sobre cómo educar a los niños.

De un lado, hay quienes afirman que es necesario que a los niños se les dé una educación en la que se les permita dudar de su orientación y explorar su identidad sexual. Otros aseguran que ese tipo de educación no es conveniente para los niños. Esas parecen ser las dos visiones de la discusión. Sin embargo, para los libertarios el punto no está en ese debate, la clave de este problema viene a ser la libertad y la privatización de la educación.

Y es que ¿quién mejor para educar a los niños que sus propios padres? Nada debería hacer el Estado poniéndose del lado de algún grupo y coartando las libertades de los individuos.

En nuestro podcast de hoy, José Augusto Dominguez, coordinador de publicaciones en el Instituto Juan de Mariana, hace un análisis del álgido debate que por estos días se da acerca de la «ideología de género». Nuestra hipótesis: el problema no es de creencias sino de respeto por la libertad y la propiedad privada.

Para disfrutar de las entrevistas y discusiones de nuestro podcast, suscríbase en nuestra página de Soundcloud y visite nuestro portal web en español y en inglés.

ideología de género
El debate sobre la «ideología de género» ha tomado el enfoque equivocado. Esta debería ser una discusión sobre libertades y propiedad privada, no sobre creencias (El Plural)

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento