Del Carnet de la Patria en Venezuela al Carnet del Bienestar en México

Las similitudes entre el accionar de AMLO y el de Chávez no son producto de la casualidad, al menos no si se ha estado atento.

2.591
¿Acaso alguien olvidó que fue Chávez el que comenzara con la monserga de la «soberanía popular»?
(Fotomontaje: Panam Post)

En varias ocasiones he insistido en que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), parece estar copiando al pie de la letra el plan utilizado por Hugo Chávez para llevar a Venezuela hacia el pozo sin fondo del socialismo. Desde la última vez que escribí sobre esto, hasta este momento, solo han pasado semanas. Sin embargo, el mandatario mexicano ya ha anunciado cambios impactantes que me hacen insistir en que su plan es el mismo del fallecido socialista.

De PDVSA a PEMEX

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Petróleos Mexicanos (PEMEX), es una empresa estatal mexicana productora, transportadora, refinadora y comercializadora de petróleo y gas natural de México. La semana pasada AMLO anunció la nueva imagen corporativa de PEMEX cuyo nuevo eslogan es“Por el Rescate de la Soberanía”.

La frase tiene escandalizados a los venezolanos que viven en México. No es para menos, ese eslogan está grabado en su memoria. En el 2002 los trabajadores de PDVSA, la empresa petrolera estatal de Venezuela, decidieron convocar a una gran huelga en contra del chavismo y la politización de la que era objeto la empresa. En ese momento, Chávez despidió a más de 20.000 empleados, se acabó la tecnocracia y el chavismo tomó por completo el control de la compañía. En medio de los discursos de Chávez, sobre lo que iba a lograr PDVSA con los cambios que se estaban llevando a cabo, la frase más común era la de la «soberanía petrolera».

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Chávez justificaba los despidos y la politización de PDVSA hablando de un gran plan, basado en esta «soberanía petrolera», que llevaría a la empresa a producir 7 500 000 barriles diarios en 2020 (en este momento produce menos de un millón diario). La estatal petrolera era la joya de la corona, la «máquina de hacer dinero» que Chávez debía controlar por completo para quedarse con todo, por eso el expresidente sacó a todos los que estorbaban y llenó la compañía de gente de su confianza con la que terminó robándose todo.

Que AMLO haya elegido el mismo eslogan de Chávez para lanzar un plan, que igual que el del chavismo busca «colocar a Petróleos Mexicanos como la punta de lanza de la economía», por supuesto no es casualidad. Es una más de las jugadas del mandatario mexicano copiando la estrategia de Chávez.

Modificación a la constitución

Apenas unos meses después de haber ganado las elecciones presidenciales, en abril de 1999, Hugo Chávez realizó un referendo para consultar a los venezolanos su propuesta de campaña de instaurar una asamblea constituyente que creara una nueva Constitución. El referendo fue un gran éxito para Chávez, con 88% de votantes que apoyaron la propuesta, llamó a elecciones el 25 julio de 1999 para elegir a los miembros que de la asamblea constitucional. En diciembre de ese año los venezolanos ya tenían una nueva Carta Magna.

De los 1171 candidatos que se presentaron a la elección para ser miembros de la asamblea, alrededor de 900 eran opositores de Chávez, y aunque los representantes del oficialismo ganaron solo el 52% de los votos, gracias al sistema matemático escogido por el gobierno para determinar la distribución de los escaños, los chavistas obtuvieron 125 asientos ¡95% del total!

En esa Constitución la palabra socialismo no estaba. Como hemos explicado en diferentes ocasiones, en sus primeros años de gobierno Chávez mantuvo una imagen incluso de amigo de los empresarios. Pero sí fue en esta reforma donde sentaron las bases para la destrucción económica que vendría después. Por ejemplo, se eliminó el sistema bicameral legislativo para pasar a una sola cámara.

Andrés Manuel López Obrador espetó a inicios de este mes «¿por qué no convocar a un nuevo constituyente y elaborar una cuarta Constitución? Porque los que son maestros en este tema dice que ya son muchas reformas». Desde ese momento, ha insistido en diferentes eventos y declaraciones en que se deben realizar reformas importantes mientras que logran cambiar toda la constitución.

Guardia Nacional

En 1999 Hugo Chávez incluyó en su Constitución a la Guardia Nacional Bolivariana. Dice la Carta Magna que el objetivo de la GNB es “mantener el orden interno”. En ese año, por cuenta del socialista, la Guardia se convirtió en uno de los cuatro elementos de la Fuerza Armada Nacional junto con el Ejército, la Armada y la Aviación. También se le otorgaron atribuciones para ejercer actividades de policía administrativa y de investigación penal. Todos hemos visto cómo la Guardia Nacional se ha convertido en el brazo armado represivo del narcodictador.

Hoy AMLO pretende modificar el artículo 21 de la Constitución mexicana para permitir a una “Guardia Nacional”, creada por él, a efectos de participar en la investigación de delitos y, en general, actuar como auxiliar del Ministerio Público. Tal idea estaría en contra del derecho internacional que señala que las Fuerzas Armadas no deben involucrarse en acciones propias de la persecución de delitos y administración de justicia.

AMLO quiere poner a militares a vigilar las ciudades, pretende que sean auxiliares del Ministerio Público, y todo con el mismo nombre que en Venezuela: Guardia Nacional.

Hace un mes, mientras los mexicanos hacían colas en las gasolineras (porque por cuenta de las -por lo menos extrañas- decisiones de AMLO, durante semanas varios estados sufrieron desabastecimiento del combustible) en la Cámara Baja y con el apoyo de 42 diputados del PRI (partido que muchos esperaban asumiera el papel de oposición junto con el PAN), se aprobó la creación de la Guardia Nacional.

Del Carnet de la Patria al Carnet del Bienestar

En Venezuela existe el Carnet de la Patria, un documento de identidad que incluye un código QR, según el chavismo el objetivo es agilizar la entrega de subsidios y «ayudas estatales» como las «misiones bolivarianas» y las bolsas de alimentos de los CLAP (comités locales de abastecimiento y producción). El chavismo ha empobrecido a los venezolanos y luego les tira migajas a aquellos que se identifiquen como militantes mediante el carnet de la patria.

El documento cuenta también con una billetera digital que se articula dentro de un sistema estatal de pago electrónico y en la cual los portadores pueden recibir distintos bonos monetarios por parte de la tiranía. La realidad es que este documento ha servido como mecanismo de control social, excluyendo a quienes se nieguen a tenerlo de recibir alimentos que, en medio de la pobreza del país, salvan vidas. También el chavismo ha utilizado el carnet para comprar votos y para identificar como opositores a quienes no lo tengan.

En México, Andrés Manuel López Obrador se ha inventado un «carnet del Bienestar». AMLO indicó que la tarjeta servirá, por ahora, para depositar pensiones de 2500 pesos mexicanos (USD 130) cada dos meses a los adultos mayores y discapacitados que se registren. A través del carnet también se le dará un auxilio a los jóvenes que se encuentran sin trabajo, recibirán un “bono” de 3.600 pesos (USD 187) mensuales.

Por supuesto, todo esto no es simple casualidad. Andrés Manuel López Obrador sigue al pie de la letra la astuta estrategia que permitió que Chávez condujera a Venezuela al socialismo sin que la gente se diera cuenta de lo que ocurría. En Venezuela, también tildaron de locos a los que señalaron que el chavismo acabaría con el país porque era socialismo puro y duro. México aún está a tiempo, pero el primer paso es ser conscientes del problema.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento