Negocios en Cuba: se duplicaron las marcas estadounidenses registradas en la isla

0
(ejecentral)
Hasta ahora se han registrado más de 6.000 marcas estadounidenses, según ha indicado la cancillería cubana. (ejecentral)

El número de empresas estadounidenses registradas este año en Cuba, representa más del doble comparado con el año pasado (2015) y según Reuters, en el 2014 apenas 78 marcas estadounidenses se registraron en la isla.

La estatal Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI) ha recibido más de 1.000 solicitudes para registrar marcas y signos distintivos de compañías estadounidenses en lo que va de año.

“Las seis rondas de cambios en las regulaciones desde el 17 de diciembre del 2014 han sido un catalizador en los registros de propiedad intelectual de compañías de EE. UU.” explicó el presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos y Cuba, John Kavulich.

El año pasado, grandes marcas como: Netflix, Hershey’s y Twitter. Así mismo General Motors registró sus propias marcas como: Camaro, Tahoe, Cruze y Buick, entre otras.

Desde cadenas de restaurantes hasta medios de difusión, ahora se encuentran registradas en Cuba.

Disney, Taco Bell, Uber y Starbucks, Chevron, Domino’s y Bank of America, Apple y Microsoft, son algunos de los nombres que figuran en los registros de la OCPI del 2016, MTV, Showtime, Dish Network, Comcast, Bloomberg, CBS y Univision también están integrados.

Go Pro, Fossil y Abbott, se registraron en agosto. Instagram y Persicope fueron registradas en junio del presente año.

Emilio Morales, presidente del Havana Consulting Group, señaló que estas marcas no se habían comercializado en Cuba y que ahora, tras el deshielo, han visto una oportunidad.

 

Por ahora se han registrado más de 6.000 marcas estadounidenses, según ha indicado la cancillería cubana.

El costo de registrar una marca en Cuba ronda los 1.500 dólares: aproximadamente 300 que cobra el Gobierno, más los honorarios de asesoría legal.

Por otra parte, Robert Muse, un abogado de Washington con vasta experiencia en las leyes de Estados Unidos respecto a Cuba, también explicó que no cree que la situación empresarial empeore, sino que por el contrario, seguirán en aumento las compañías estadounidenses registradas.

Muse explicó que a pesar de los miedos que muchos tienen tras la victoria de Trump, no cree que el sucesor de la Casa Blanca dé marcha atrás a las medidas de acercamiento a La Habana, sobre todo desde que se permitió la presencia física de las empresas de Estados Unido, ya que eso abrió permitió que la cadena hotelera Starwood Hotels comenzara a administrar hoteles en la Isla.

Trump “está en ese negocio” de los hoteles, dijo Muse.

Fuente: El Nuevo Herald.

Comentarios