Kenji Fujimori cavó su entierro político y el de PPK

Tras intentar salvar a PPK de la vacancia con una compra de votos, Kenji Fujimori no solo impulsó la renuncia del presidente sino que incluso podría terminar en la cárcel

1.495
Kenji se lanzó y el mismo día se enterró.(Wikimedia)

Hasta hace apenas unas horas el congresista Kenji Fujimori lideraba en popularidad las encuestas de aprobación en Perú; las controversias sobre Odebrecht habían afectado al presidente, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), pero también a su mayor opositora y hermana, Keiko Fujimori.

Kenji, había estado sumando fuerzas e incluso había anunciado la tarde del pasado martes 20 de marzo, que crearía su propio partido político como una esperanza ante la “grave crisis política que atraviesa el país”, e indicó que lo llamaría Cambio 21 en honor a la agrupación política que llevó a la presidencia a su padre, Alberto Fujimori en 1990.

Sin embargo, en cuestión de horas todo parece haberse derrumbado; la difusión de un video en el que se observa al parlamentario en una supuesta compra de votos para que los legisladores se alinearan al Gobierno oponiéndose a la destitución del mandatario, causó un vuelco político en el país.

La próxima semana se iniciaría la recolección de firmas a nivel nacional para inscribir su partido en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), pero las imágenes dificultarán que el político logre su cometido.

De hecho, expertos en ciencia política se reunieron este miércoles 23 de marzo y concordaban en que el material audiovisual difundido por Fuerza Popular (mismo partido político del que Kenji formó parte hasta hace un tiempo) ha hundido políticamente al congresista.

Kenji se lanzó y el mismo día se enterró, aseveró durante el evento el politólogo peruano Eduardo Dargent Bocanegra.

 Piden captura de Kenji Fujimori

Para el hijo menor del expresidente Alberto Fujimori el video podría causar más que una baja popularidad. El Congreso ya inició un proceso para despojar del fuero al rebelde de los Fujimori, junto a los otros cuatro legisladores implicados en el video.

“Realizaremos denuncia constitucional y (pedido de) desafuero a Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez, Guillermo Bocangel, Mercedes Araoz y Carlos Bruce”, informó el presidente del Congreso, Luis Galarreta.

Por su parte, el vocero alterno de Fuerza Popular, Héctor Becerril también opinó que “corresponde la captura inmediata de los congresistas, traerlos al Parlamento, llamar a una sesión extraordinaria, levantarles el fuero y conducirlos a la cárcel”, e incluso ya solicitó la captura al Ministerio Público.

Kenji, “la causa” de la renuncia de PPK

En el intento de salvar al mandatario peruano de la vacancia y que PPK pudiera continuar su mandato presidencial, el congresista no solo afectó su carrera política; sino que además ha dejado al país en una histórica inestabilidad política.

Aunque en principio Kenji había logrado ser el salvavidas del mandatario durante el primer y único intento de vacancia, con este segundo esfuerzo del parlamentario, solo se logró que PPK anunciara su renuncia.

El revelador material audiovisual causó tales críticas que diversos políticos y excandidatos presidenciales se pronunciaron para exigir la renuncia del jefe de Estado; la presión de ellos y de los miembros de la sociedad civil obligaron a PPK a ceder su cargo en horas de la tarde de este miércoles 21; y es que incluso aquellos que estaban en contra de Keiko Fujimori, líder de Fuerza Popular, habían ya anunciado una protesta para ejercer presión sobre Kuczynski.

Keiko Fujimori, la única beneficiada

En momentos en que la líder de Fuerza Popular seguía bajando su popularidad, la publicación del video resulta beneficioso.

Su hermano ya había logrado sobrepasarla en las encuestas pero la difusión del polémico video probablemente logre que Keiko logre repuntarse en las encuestas.

Aunque la líder de Fuerza Popular asegurara que “lamenta” que su “propio hermano se encuentre envuelto en estas prácticas que tanto daño causaron en Perú”, la pugna de poder entre ambos ha sido evidente desde hace ya mucho tiempo, y en esta ocasión quien logra sobreponerse a pesar de sus presuntos vínculos con Odebrecht es Keiko.

“Como hermano me ha dolido porque no es una actitud de hermanos. En todas las reuniones de bancada en las que se me ha humillado no he hecho estas cosas”, señaló Kenji Fujimori aseverando que su hermana ha tenido “actitudes delincuenciales (…) al operar con esas actitudes y grabando de forma oculta y tergiversando la información.

Comentarios