Sanders, principal precandidato Demócrata, elogia a Castro

El "socialismo democrático" que ofrece Sanders se parece cada vez más al socialismo de siempre

2.788
El precandidato presidencial democráta Bernie Sanders (EFE)

Bernie Sanders, aspirante a la presidencia de EE.UU. hasta ahora ha vendido su visión política como «socialismo democrático», buscando diferenciarlo del socialismo convencional. A pesar de ello se atrevió a declarar que: «es injusto decir simplemente que todo está mal» en Cuba.

El candidato democráta defiende abiertamente al gobierno del Partido Comunista en La Habana, al igual que al sandinismo en Nicaragua. Incluso llegó a defender a la Unión Soviética que mató al menos a 20 millones de sus propios ciudadanos.

«Más interesante que el hecho de que proporcionen a su gente atención médica gratuita, educación gratuita, vivienda gratuita… es que están creando un sistema de valores muy diferente al que conocemos», dijo Sanders en una entrevista de 1989, cuando era alcalde de Burlinton, Vermont.

Ahora reconoce los abusos de dichos regímenes, pero también sus «bondades».

«Nos oponemos con firmeza a la naturaleza autoritaria de Cuba, pero es injusto decir simplemente que todo está mal. ¿Sabes? Cuando Fidel Castro asumió el poder, ¿sabes lo que hizo? Realizó un programa masivo de alfabetización. ¿Eso es algo malo? ¿Aunque Fidel Castro lo haya hecho?», declaró Sanders durante el programa semanal 60 Minutos de la cadena CBS.

Lo que no sabe o no dice Bernie Sanders es que antes de 1959, Cuba ya era el país con una de las mayores tasas de alfabetización de la región. Según el censo de 1953, 76,4 % de la población podía leer.

El idealismo que propone el socialismo se sostiene con mitos, como el de Fidel Castro alegando que solo el 40 % de la población podía leer antes de su llegada.

Dada la pobreza que se vive en Cuba, donde el salario promedio apenas supera los $40 dólares mensuales y el mínimo oscila los $16, profesionales recurren a la prostitución para ganarse la vida.

En respuesta a este hecho, Fidel Castro dijo: «Cuba tiene las prostitutas más limpias y educadas».

Tampoco menciona Sanders el grado de adoctrinamiento que existen en las escuelas. Hecho que expuso la artista Ana Olema con su obra «Expropiada», donde presentó una denuncia ante la Fiscalía por la expropiación de su cuerpo, su consciencia y su persona. Pues desde la escuela primaria los niños cubanos son obligados a gritar: «seremos como el Che».

Y los padres que se oponen a la ideoligización de sus hijos terminan en prisión, como sucede con las familias cristianas que eligen educar a sus hijos en casa.

De forma irónica, el senador de Texas, Ted Cruz, de origen cubano, replicó: «Realmente marca la diferencia cuando a quienes asesinas en el pelotón de fusilamiento pueden leer y escribir».

Pues en palabras del Che Guevara, el debido proceso era una cuestión burguesa. Por tanto, en los inicios de la revolución comunista, los escuadrones de fusilamiento eran una forma de justicia revolucionaria e inmediata.

Falacias sobre el sistema de salud en Cuba

En cuanto a la salud, la supuesta gratuidad no es tal en Cuba. De hecho, a los médicos se les expropia entre el 75 y 90 % de los salarios cuando trabajan en misiones en el extranjero; abuso que denunció el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lo cual produjo el retiro masivo de los médicos cubanos en Brasil.

Es precisamente la exportación de médicos lo que produce la escasez de estos, sobre todo en las zonas rurales. Falleció así el hijo de una líder opositora en Camagüey, la vicepresidente del Partido Libertario Cubano José Martí de Camagüey. Fue al hospital con fuerte dolor abdominal y ante la ausencia de médicos, un grupo de estudiantes de medicina le indicó al joven convaleciente que el dolor se trataba de un gas, dicho vulgarmente, «un pedo» y le mandaron de vuelta para la casa. Resulta que tenía una hemorragia interna que cobró su vida. Todo por un descuido médico.

La escasez no se limita a los médicos, también es visible en cuanto a los recursos. En el Hospital Universitario Gineco-Obstétrico Mariana Grajales, por ejemplo, en Santa Clara, hay un baño compartido para 32 madres y sus respectivos acompañantes. El inodoro no tiene asiento y tampoco palanca para liberar el agua. A la ducha le faltan baldosas y está colmada de humedad y hongos. Ni la única ducha ni el único inodoro tienen puerta ni cortina, sino una especie de bolsa plástica que cubre escasamente, según denunció la activista libertaria Marisol Peña Coba.

Tampoco toma en consideración Sanders la prevalencia del infanticidio en Cuba, que fue denunciado por el Dr. Biscet, que presentó la evidencia en el despacho de Fidel Castro. Para silenciarlo, es constantemente apresado y tiene prohibido salir del país.

Una de las consignas icónicas de la izquierda es la «inclusión», justificando así la intromisión del Estado en servicios básicos. Pero nada dicen sobre la discriminación hacia los estudiantes africanos en Cuba.

«Nos tratan como animales», gritaron los estudiantes africanos becados en Cuba. En medio de los gritos de sus compañeras, un arma de fuego apuntado contra un estudiante y otro derribado en el piso por la policía.

Por medio de una nota oficial, el Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) establece que fue necesaria la intervención de fuerzas del orden debido a que las protestas habían tomado “formas violentas”.

Pero estos abusos no están incluidos en el costo de lo gratuito que pregonan Sanders y sus simpatizantes. Pues un Estado con el poder de dar, tienen también la potestad de quitar.

En el caso de Cuba, el régimen comunista le ha privado de su vida a un promedio de 200 000 personas, incluidos los balseros ahogados al intentar escapar.

Y algo tan básico como la educación, es un servicio negado a los opositores e incluso a los miembros de ciertas denominaciones religiosas y en los años de la revolución también a los homosexuales.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.