La ausencia en Brasilia: un nuevo error de Mauricio Macri

Hasta el mismo Evo Morales eligió el pragmatismo y asistió. ¿Y el presidente argentino? De vacaciones.

360
En la asunción de su nuevo par de Brasil estuvo como representante el canciller Jorge Faurie. Mauricio Macri recién se reunirá con Bolsonaro en dos semanas. (Twitter)

Como adelantó PanAm Post, el presidente argentino, Mauricio Macri, no asistió a la asunción de Jair Bolsonaro en Brasilia. Las especulaciones alrededor de la ausencia son diversas, pero en concreto, el líder de Cambiemos decidió no interrumpir sus vacaciones en el sur argentino. Recién tiene en agenda una reunión con su par dentro de dos semanas, cuando ya se encuentre de vuelta en su trabajo comenzando el último año de su mandato 2015-2019.

La decisión del presidente argentino fue muy cuestionada, incluso dentro de sectores que han apoyado su candidatura desde hace más de tres años. Cambiemos ha gobernado con una sobreactuación izquierdista, mostrando a veces hasta el absurdo un perfil progresista que lo aleje de las acusaciones ideológicas del kirchnerismo, al que a veces pareciera pretender emular en la desesperación por la corrección política. Esta actitud ha hecho que una porción del propio electorado (veremos este año que tan grande) hoy se muestre distante y desilusionada.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Agustín Etchebarne, director ejecutivo de la Fundación Libertad y Progreso, comentó en las redes sociales que el discurso del nuevo presidente de Brasil fue «envidiable» y consideró que fue una «gran lástima» que el presidente argentino no haya ido «para aprender un poco».

El prestigioso jurista y escritor Ricardo Manuel Rojas también se expresó al respecto y calificó de «inexcusable» a Macri. «El hecho que no haya ido sin un motivo válido, y tan solo para no cortar sus vacaciones, es una falta de cortesía y una señal a la comunidad internacional de menosprecio al nuevo presidente. Todo tiene repercusión a nivel internacional. Ninguna acción u omisión es inocente. Esto a Bolsonaro no le pasará inadvertido», señaló.

Críticas desde adentro del Gobierno

Aunque los funcionarios del oficialismo no se han expresado al respecto, e insisten off the record que «lo importante» será la cumbre que mantendrán los mandatarios a mediados de enero, uno de los hombres más importantes del macrismo se animó a sentar posición y criticar la actitud del presidente.

Con un breve comentario en las redes sociales, el senador Federico Pinedo felicitó al  presidente chileno por estar presente en Brasilia. Un clarísimo mensaje para su jefe político que también debería haber estado allí.

Espert en «modo candidato»

José Luis Espert, referente liberal, que recientemente confirmó que competirá por la presidencia, ya se puso el traje de candidato y criticó a Macri más allá de las cuestiones económicas a las que suele hacer referencia. El popular economista eligió la ironía desde su cuenta de Twitter para arremeter contra el líder de Cambiemos, que decidió seguir de vacaciones y no estar presente en la asunción de Bolsonaro.

Hasta Evo Morales fue

El presidente de Bolivia, histórico aliado de Lula, Chávez y los Kirchner, dejó de lado la retórica y el relato para hacerse presente en la asunción. Evo Morales calificó a Bolsonaro de «hermano» y le deseó una buena gestión al frente de Brasil.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento