El círculo íntimo de Macri ya evalúa no presentarse a la reelección

Nicolás Caputo considera que lo mejor es que el presidente de un paso al costado.

La fórmula María Eugenia Vidal-Martín Lousteau buscaría matar dos pájaros de un tiro: poner a la dirigente con mejor imagen a competir y mantener al radicalismo dentro de Cambiemos. (Fotomontaje PanAm Post)

Por estas horas el círculo íntimo de Mauricio Macri está preocupado. Por un lado, la dificil situación económica complica el día a día con índices paupérrimos que dejan en evidencia el fracaso económico de la gestión de Cambiemos. Pero como si esto fuera poco, a tres meses de la presentación de candidatos para las primarias, el impacto político de la crisis es descomunal: la imagen del presidente cae día a día y la incertidumbre de una reelección cada vez más complicada ya no es la única preocupación. La Unión Cívica Radical, el partido centenario que acompaña al PRO en la coalición gobernante, ya manifestó ganas de patear el tablero e irse con Roberto Lavagna.

El mismo vicepresidente segundo de la UCR, Federico Storani, reconoció la semana pasada que «no sería una locura» que su partido abandone el oficialismo para respaldar la postulación del economista. «Nosotros queremos competir con nuestras propias candidaturas en muchos casos porque nos parece que la oferta electoral que el radicalismo puede brindar es superior a la del PRO», resaltó el dirigente radical ante la negativa del macrismo a una primaria con otros candidatos.

Con este escenario, en el círculo más íntimo de Macri ya consideran que es momento para buscar un «plan b» que pueda evitar una catástrofe. «Nicky» Caputo, amigo personal del presidente argentino, ya «blanqueó» su posición en medio de una crisis que podría ser terminal. El hombre cercano al presidente opina que ya no hay respaldo como para que su amigo compita por un nuevo mandato. Para Caputo, Macri debe renunciar a la reelección y abrir el paso para una fórmula que contenga a la UCR: la idea es el binomio María Eugenia Vidal – Martín Lousteau.

Esta salida sería favorable al intendente de la Ciudad de Buenos Aires, el macrista Horacio Rodríguez Larreta, que teme que Lousteau pueda ser el candidato de Lavagna en su distrito. Cabe recordar que en 2015, Larreta casi pierde con él el balotaje, donde pudo imponerse por un muy escueto margen. Las dudas sobre el «arrastre» de la imagen negativa de Macri preocupan al intendente y la posibilidad de que Lousteau desaparezca de la competencia local, sería para Larreta un verdadero alivio.

Para Frigerio, el candidato sigue siendo Macri

Ante la ola de rumores e incertidumbre que generó la propuesta de Caputo, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, decidió dar su opinión ante la prensa. Para el funcionario, «el candidato a presidente es Mauricio Macri, que va a ir por la reelección».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento