Virales

Newsletter

Colombia: exprocurador destituido irá tras el voto cristiano en candidatura presidencial

Por: Miguel Angel Camacho - @Miguel_AngelC - Jun 5, 2017, 9:06 pm
Exprocurador
“No más pactos con terroristas, no más ideología de género, no más impunidad. No nos vamos a convertir en otra Venezuela”. (Youtube)

El día de hoy, lunes 5 de junio, el exprocurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, en una rueda de prensa y en un video difundido por medio de su cuenta de Twitter, confirmó lo que en el país muchos sectores ya daban por sentado, que decidirá buscar la presidencia de Colombia.

Desde que Ordóñez estaba en la Procuraduría General, dirigiendo dicho organismo, existía el rumor de su posible candidatura a la presidencia del país en las elecciones de 2018.

Este rumor tomó fuerza en sus últimos meses como procurador, debido a que incrementó sus viajes a diferentes regiones del país, en donde no solamente se reunía con sus subalternos, sino que asistía a eventos públicos en los que intervenía atacando fuertemente el acuerdo Santos-FARC, el aborto, el matrimonio igualitario y la eutanasia. En algunos momentos se le acusó de estar utilizando el cargo para hacer política, algo que en la Constitución colombiana está prohibido, pero él siempre negó dichas acusaciones.

En septiembre de 2016 el Consejo de Estado definió que la reelección de Ordoñez había sido irregular, por lo que la declaro nula y le ordenó al procurador dejar su cargo. Esto a partir de una demanda interpuesta en el 2013. La demanda se basaba en que muchos de los senadores que lo reeligieron lo hicieron como un pago, ya que Ordóñez, después de ser elegido por primera vez, les entregó a familiares o personas cercanas de quienes habían votado por él procuradurías provinciales y regionales, con sueldos mensuales superiores a los $15.000.000 COP (USD $5.173); dicho método es conocido como yo te elijo, tú me eliges.

El día en que fue notificado de la decisión del Consejo de Estado, Ordóñez afirmó lo siguiente: “Se acaba de cumplir el primer pacto de La Habana: la expulsión del procurador”, tratando así de deslegitimar los argumentos y las pruebas que presentó el Consejo de Estado para destituirlo.

 

Después de su salida afirmó que decidiría tomarse “un tiempo de descanso para reflexionar, para pensar, para vislumbrar mi futuro. Entonces en ese momento podré determinar el rumbo a seguir”. Sin embargo, el descanso duró poco, debido a que se convirtió en uno de los negociadores del No que se sentaron con el presidente Juan Manuel Santos y el equipo negociador del gobierno para hablar sobre los cambios que se le debía hacer a los acuerdos Santos-FARC, después de que estos no fueran refrendados por los colombianos en el plebiscito convocado por Santos.

Su bandera principal, al momento de sentarse para reescribir los acuerdos, fue la defensa de la familia, ya que consideraba que en los acuerdos se había incluido lo que él llamó la ideología de género, con la que, según él, se pretendía destruir a la “familia tradicional”.

Al final, la negociación del comité del No con el Gobierno Santos no dio resultados, pero le sirvió a Ordónez para consolidar sus bases, especialmente las conformadas por el sector cristiano. Después de la negociación dos partidos estaban interesados en que Ordónez entrara a sus filas y decidiera ser precandidato presidencial, su antigua casa, el Partido Conservador, y el partido creado por el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, el Centro Democrático.

Al final decidió que ninguno sería el indicado, por lo menos por el momento, y optó por lanzarse por un movimiento independiente, por lo que ahora deberá recolectar 360.000 firmas, aproximadamente, para poder obtener un espacio en la boleta de las presidenciales.

El eslogan de su campaña será Por mi familia, firmo por Ordóñez, y en su video pide “No más pactos con terroristas, no más ideología de género, No más impunidad. No nos vamos a convertir en otra Venezuela”. Ordónez, aparte de ser un fuerte critico del acuerdo Santos-FARC, también es conocido en Colombia por haber utilizado su cargo como procurador para atacar las libertades individuales, oponiéndose al matrimonio igualitario, la eutanasia, los métodos anticonceptivos, el aborto en los tres casos permitidos por la Corte Constitucional y, en un país laico, no separar la iglesia del Estado. Es quizá por su posición en estos temas que buena parte del sector cristiano lo ve como una buena opción para ocupar la presidencia de Colombia. Sin embargo, no le será fácil conseguir los votos de este sector, debido a que varios grupos cristianos ya manifestaron que han decidido apoyar el candidato de el expresidente Uribe.

Ahora queda preguntarse, ¿solamente recolectará firmas para la presidencia o también decidirá buscar apoyos para candidatos al Congreso de la República?

Hay algo que se tiene medianamente claro, si él llega a la segunda vuelta y no el candidato de Uribe, el expresidente decidirá apoyarlo; si Ordóñez no logra llegar a la segunda vuelta, este decidirá apoyar al candidato de Uribe, ya que comparten la misma visión sobre familia, religión, política, y, principalmente, sobre los acuerdos de La Habana, que ambos los quieren deshacer.

Miguel Angel Camacho Miguel Angel Camacho

Se ha desempeñado como editor y corrector de estilo en entidades públicas y privadas. En la actualidad es editor de fin de semana en el PanAm Post español. Síguelo en: @Miguel_AngelC