Virales

Newsletter

¿Debe Colombia invertir en la defensa de su soberanía ante el peligro del régimen chavista?

Por: Staff de PanAm Post - Nov 5, 2017, 4:03 pm
helicóptero
El Gobierno colombiano debe invertir en tecnología y armamento militar. (Ejército de Colombia)

En varias ocasiones el régimen socialista venezolano ha buscado confrontar a diversos gobiernos a los que ha considerado como amenazas a su supervivencia. Estados Unidos es uno de los enemigos más importante para el régimen venezolano. Debido a esto, los aliados de el país norteamericano también suelen ser una amenaza para la dictadura chavista. Uno de esos países es Colombia, y por esta razón es un potencial enemigo para la dictadura. En más de una ocasión el régimen chavista ha amenazado al Gobierno colombiano con un conflicto bélico.

Debido a su temor hacia la acción de los gobiernos colombiano y estadounidense, Chávez buscó aliarse con regímenes hostiles hacia Estados Unidos. Así, el caudillo socialista ha estrechado fuertes lazos con los gobiernos de Rusia, Irán y Siria. La relación con estos gobiernos va más allá del tema petrolero e incluyen temas de cooperación militar.

Desde 2005 hasta 2017, el régimen chavista invirtió más de USD $5.000 millones en armas provenientes de Rusia. Chávez invirtió importantes recursos públicos en la compra de armamento que le permitiera una ventaja estratégica frente a Colombia. El tirano bolivariano compró 23 Sukhoi SU-30, sofisticados aviones de combate rusos. Según un experto en seguridad y defensa cercano al Gobierno colombiano, Chávez también compró unas 5.000 lanzaderas de combate tierra-aire, armas que le darían una ventaja estratégica a Venezuela sobre Colombia.

¿Qué tan factible es la agresión bélica venezolana contra de Colombia?

Las guerras y confrontaciones bélicas entre estados de Suramérica no son frecuentes. La última confrontación bélica entre dos ejércitos suramericanos ocurrió en 1995 y enfrentó a Ecuador contra Perú. Los mecanismos de solución pacífica de conflictos y la intensa actividad diplomática evitan el surgimiento de escaramuzas y guerras entre ejércitos suramericanos.

Sin embargo, el régimen venezolano ha dado muestras de agresividad en materia diplomática y militar. La dictadura de Maduro está cada vez más reticente a cooperar con organizaciones interestatales que han prevenido conflictos regionales. Por ejemplo, el dictador Maduro ha manifestado su interés de reitirar a Venezuela de la OEA. Además, la dictadura venezolana se ha ido distanciando de Unasur.

Otro factor que preocupa a los expertos en seguridad nacional es la concentración de poder en manos de los militantes chavistas. Tanto Chávez como Maduro han concentrador el poder, con lo que han logrado apoderarse de todas las instituciones de gobierno. Las Fuerzas Armadas no son la excepción.

El chavismo politizó las Fuerzas Armadas de Venezuela. El régimen ha hecho del Ejército venezolano el bastión de su revolución, extirpando elementos que no acepten la ideología chavista. Esta politización impide que las Fuerzas Militares de Venezuela se opongan a las decisiones tomadas por los funcionarios del régimen. En este sentido, en caso de que el Gobierno venezolano decida confrontar a Colombia, las Fuerzas Armadas venezolanas poco podrían hacer para detener la escalada.

Los gobiernos chavistas han sido expertos en la amenaza y el insulto. Chávez y Maduro han insultado a diversos mandatarios del mundo, desde Merkel hasta Alan García. Esta agresiva política exterior es vista con preocupación por muchos de los vecinos de Venezuela.

La agresividad del régimen, la politización del Ejército y la compra masiva de material bélico son elementos que preocupan a los expertos en seguridad y que pueden indicar que la dictadura venezolana es capaz de librar una guerra en contra de Colombia o de otro de sus vecinos.

 

¿Por qué el régimen venezolano podría iniciar una confrontación armada contra Colombia?

El propósito de iniciar una confrontación bélica con Colombia sería el de intentar crear un enemigo externo. En este sentido, el régimen despertaría el fervor patriótico, difuminando las tensiones internas. Este fenómeno se denomina en la literatura académica efecto rally ‘round the flag (unidad alrededor de la bandera).

Diversos regímenes tiránicos han acudido al mecanismo de rally ‘round the flag. Ese fue el caso de la dictadura argentina cuando decidió embarcarse en un conflicto bélico contra el Reino Unido por la soberanía sobre las islas Malvinas. En 1982, cuando la dictadura militar argentina sufría serios problemas económicos y sociales que ponían en riesgo su continuidad, los líderes del régimen decidieron atacar las islas con el fin de cohesionar a los argentinos.

Según expertos en materia de seguridad y defensa consultados por el PanAm Post, la dictadura venezolana podría utilizar el efecto de unidad alrededor de la bandera iniciando un conflicto armado con Colombia. ¿Está Colombia blindándose contra esta hipotética posibilidad?

Excusas para la guerra

De acuerdo con expertos en seguridad nacional consultados por el este medio, una de las excusas del régimen venezolano para iniciar una confrontación bélica podría ser la activación del Artículo 10 de la Constitución venezolana. Según este artículo, Venezuela debería incluir “el territorio y demás espacios geográficos… que correspondían a la Capitanía General de Venezuela“.

La Capitanía General de Venezuela fue una entidad territorial del Imperio Español, e incluía gran parte del territorio actual de Venezuela. Sin embargo, esta capitanía también incluía territorios que hoy en día pertenecen a Colombia, como parte de la Guajira y los Llanos Orientales. Muchas de las más recientes incursiones de guardias venezolanos en territorio colombiano han sucedido en los territorios que el régimen venezolano clama como propios.

La aplicación del artículo 10 de la Constitución venezolana de 1999 podría dar lugar a una incursión bélica del régimen venezolana en contra del Gobierno colombiano.

La ventaja estratégica venezolana

De acuerdo con tres expertos en seguridad y defensa que consultó el PanAm Post, las Fuerzas Armadas de Colombia están preparadas para la guerra irregular. Tras años de guerra contra las guerrillas, las Fuerzas Armadas colombianas conocen cómo combatir en selvas y montañas. Sin embargo, el régimen bolivariano ha adquirido armamento que le da una ventaja estratégica frente a Colombia.

Y es que las Fuerzas Armadas colombianas no tienen los medios suficientes para hacer frente a los Sukhoi venezolanos. En este sentido, Colombia necesita aviones caza de combate. Pero, además, las Fuerzas Armadas colombianas enfrentan un problema extra: Colombia no tiene satélites de observación remota. Los satélites de observación remota permiten monitorear el territorio y, por tanto, el movimiento de tropas.

A diferencia de Colombia, Venezuela sí tiene un satélite de observación remota: el Satélite Miranda. Gracias a este las Fuerzas Armadas Venezolanas pueden monitorear a sus enemigos.

¿Qué puede hacer Colombia?

De acuerdo con los expertos consultados, el país debe lanzar cuanto antes un satélite de observación remota. La adquisición de un satélite permitiría a las Fuerzas Armadas de Colombia monitorear los movimientos de otros ejércitos. La compra del satélite no solo implicaría un avance en la contención del régimen venezolano, también ayudaría en la lucha contra el narcotráfico.

La compra de aviones caza de combate disuadiría a la dictadura venezolana de usar los aviones Sukhoi contra Colombia. Anulando la ventaja estratégica de los Sukhou, el régimen venezolano difícilmente atacaría a Colombia.

Finalmente, los expertos consideran que Colombia debe acelerar sus acuerdos de cooperación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que agrupa a grandes potencias militares de Occidente, como Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, con propósitos de garantizar la seguridad colectiva. La cooperación con la OTAN puede disuadir a la dictadura venezolana de no iniciar un conflicto con Colombia.

Un conflicto bélico entre Venezuela y Colombia implicaría un desastre para ambos Estados. En este sentido, el mejor de los escenarios para Colombia es la contención de la amenaza. Es decir, el Gobierno colombiano debe demostrar a la dictadura venezolana que iniciar un conflicto con Colombia resulta irracional. Si Colombia mejora sus condiciones en seguridad y defensa, el régimen chavista lo pensará dos veces antes de atacar a su vecino.