Virales

Newsletter

Crecen las dudas sobre atentado en centro comercial de Bogotá

Por: Felipe Fernández - Jun 21, 2017, 4:42 pm
Investigadores del CTI de la sijin, continúan analizando las pruebas recolectadas en el baño del segundo piso.
Investigadores del CTI de la sijin, continúan analizando las pruebas recolectadas en el baño del segundo piso.

Los lugares amplios que alberguen una gran cantidad de personas siempre serán un blanco ideal para un ataque terrorista. Europa actualmente vive este terror casi a diario y en múltiples modalidades. Estaciones de metro, hospitales, centros de entretenimiento, vías públicas, etc.

El atentado terrorista ocurrido el día sábado en el Centro Comercial Andino, que dejó un saldo de tres mujeres muertas y ocho personas heridas, es muestra de este accionar.

Sin embargo, y pese al terrible hecho, todas las miradas se han volcado sobre una de las víctimas, la francesa Julie Huynh, debido a las implicaciones que tendría la relación diplomática entre Francia, Cuba y Colombia.

Sin duda, este evento inesperado ha sido un saludo a la bandera para unos, es decir, se ha politizado el discurso.

Tras varios días del atentado, el gobierno ha ido introduciendo silenciosamente hipótesis que, si bien no concuerdan o no son suficientes para dar certeza de la autoría del delito, en redes sociales hay una desazón al respecto, incluso se habla de que no habrá justicia y de que no se conocerá, en realidad, la identidad de la persona o personas que perpetraron el hecho. Por esto, es necesario hacer una revisión de lo dicho por las autoridades. A continuación, se evaluarán las hipótesis elaboradas por el gobierno.

Retratos hablados

El día de ayer, 20 de junio, medios de comunicación en el país divulgaron los retratos hablados de los posibles hombres que estarían detrás del hecho, según declaraciones de testigos que se encontraban en el lugar. Los retratos fueron elaborados a través de testimonios en el que se asegura que uno de ellos habría ingresado al baño de mujeres. Pese a esto resaltan más las dudas que respuestas.

La primera tesis por parte de las autoridades es que uno de estos hombres ingresó al baño de mujeres y allí introdujo el artefacto explosivo. Por un lado, el simple hecho de que un hombre ingrese a un baño que no le corresponde, a uno de mujeres, crea una sospecha abismal entre las personas que se encuentren en el sitio con el agravante de que una de las cámaras de video no percate el hecho. El otro cuestionamiento es que, si el hombre ingresó al baño, este debió hacerlo encubriendo el material explosivo, otra razón para ser más llamativo.

Según la cadena radial Blu Radio, testigos afirman haber visto a uno de los hombres, minutos antes de la detonación del artefacto en el Centro Comercial Andino. Otra de las afirmaciones aportadas según los medios locales es que “la actitud sospechosa de los hombres generó desconfianza en quienes se encontraban en las instalaciones del centro comercial”.

Dicho esto, se esperaba que ante la inmediatez del hecho el medio más idóneo y expedito para dar cuenta de identificar a los responsables es a través de cámaras de video del lugar. Lo que hasta el momento no ha ocurrido. Además de la vehemencia del gobierno en sus declaraciones de poder dar la captura de los posibles sospechosos se derrumba con la figura del retrato hablado.

¿Por qué se derrumba?

De las pruebas que pueda aportar la Fiscalía a través de su investigación del caso, el retrato hablado es el medio menos indicado teniendo todo un sistema de monitoreo videográfico en el centro comercial.

No es gratuito que el Centro Comercial Andino sea uno de los más prestigiosos de la capital bogotana y uno de los sitios que cuenta con mayor seguridad ya que lindera con la zona rosa bogotana, una de las más exclusivas de la ciudad. En el centro comercial econtramos estricta seguridad en el parqueadero, personal que verifica la entrada de visitantes y constante presencia de personal de seguridad en los diferentes pisos del establecimiento.

A pesar de esto, la policía nacional ha dicho que los centros comerciales “adolecen” de una seguridad total dentro de sus establecimientos, y en parte tiene razón, no obstante, no es óbice para pensar que para tal acto no se cuente con un material probatorio certero y contundente. Según La FM, el sector cuenta con 250 cámaras de seguridad que esperan ser reveladas. Pese a esto, solo se tiene dos imágenes que se contradicen entre sí, ya que la Fiscalía afirmó que esas imágenes no han sido entregadas oficialmente por esa entidad porque “no existe coincidencia entre testigos”

Según aclaró la Fiscalía:

“En relación con los retratos hablados divulgados en las últimas horas, es pertinente mencionar que no han sido oficialmente entregados para conocimiento de la opinión pública, porque a la fecha no existe coincidencia sobre los mismos entre los testigos circunstanciales”,

A pesar de la investigación del lugar de los hechos, con el fin de obtener elementos que permitan el direccionamiento de la investigación y el esclarecimiento del hecho, no han sido suficientes. La identificación de sus autores y el establecimiento de las causas y condiciones que provocaron o facilitaron la ocurrencia del ilícito no han podido ser establecidas aun estando en un sitio que si pueda brindar todas las garantías periciales que arroje la investigación.

Las críticas sobre la imposibilidad de conocer el vídeo por parte de las autoridades hace mella en comparación al caso de la niña Yuliana Samboní, en los cerros orientales de Bogotá. Al momento de dar seguimiento de la captura de su victimario, Rafael Noguera, se aportaron imágenes y vídeo del barrio donde vivía la niña, barrio popular estrato 1, en donde no hay la misma cantidad de cámaras que en la zona donde queda el centro comercial.

En esta imagen, con ocasión a la visita del presidente Juan Manuel Santos, posterior al suceso, evidencia cantidad de cámaras de video en un mismo sector.

Según José Angel Posada Jeancjaques, perito, investigador y profesor, el retrato hablado depende un claro componente psicofisiológico, incluso mucho mayor que el componente inicialmente plástico y hoy informático, ya que tal información que resultará retratada depende básicamente de:

“La percepción del testigo, que además de depender en este caso particular de la calidad de su visión, también depende de factores externos y de influencias psicológicas, ya que esta información se “guarda” en forma de impulsos electromagnéticos que se mueven a lo largo de su corteza cerebral y se depositan en diferentes espacios.”

“El objetivo del Retrato hablado es dotar al resto de las fuerzas del sistema de enfrentamiento y prevención del delito, de una imagen ilustrativa de la descripción del testigo, que contiene una aproximación al rostro del sujeto que se plantea pudiera ser el que interesa su localización a los órganos operativos.

En este caso la Teoría de la criminalística es enfática en lo siguiente:

“Al igual que en muchas otras situaciones, a veces la descripción de un sujeto resultaría compleja y hasta incomprensible solamente en un texto, por lo que una imagen facilitaría sobremanera la búsqueda del sujeto. No obstante, el valor probatorio lo encierra la descripción plasmada en la declaración de la víctima o testigo que obra en el expediente y no la imagen misma del retrato.”

Y añade “El Retrato hablado es una aproximación y no una demostración o prueba de la identidad de un sujeto. Por ello a través del mismo se realiza un reconocimiento de sujetos semejantes a los descriptos por el testigo, conducente al mismo tiempo a la reducción del círculo de sospechosos, y no una identificación criminalística.”

“Aun y en el caso de que el proceso de reconocimiento conduzca a la identificación de un sujeto, no debe olvidarse que con ello aún no queda demostrado que éste sea el sujeto comisor o el interesado por los órganos de enfrentamiento, si no tan sólo el sujeto objeto de búsqueda descripto por el testigo a partir de su percepción, es decir a partir de su conocimiento subjetivo del suceso investigado”, destaca el investigador.

Atribución infundada

Una de las facultades que tienen los gobiernos actualmente es la capacidad de lanzar hipótesis sin constatación o evidencia empírica que respalde tales afirmaciones. Pese al rechazo del acto terrorista por parte de grupos guerrilleros como las FARC, ELN, Clan del Golfo y MRP, el gobierno insiste que puede ser este último el artífice del delito.

Ante esto, el mismo grupo guerrillero rechazó el acto y declaró que nada tenían que ver en el atentado. Creando así una causalidad imaginaria o hipótesis que pueda dar alivio, en realidad no parece así.

Amonal: el causante de la explosión

Investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI)  de la Sijin, dirección de la Fiscalía, continúan analizando las pruebas recolectadas en el baño del segundo piso. Se pudo ubicar que el artefacto pudo haber sido puesto solo en dos puntos del baño, dadas las características del baño y comparado con el que queda ubicado en el tercer piso. La magnitud de la explosión fue ocasionada por 800 gramos de amonal.

Esta mezcla explosiva compuesta de nitrato amónico, aluminio en polvo fino y carbón. Según titula el diario español El País, este explosivo es el preferido por terroristas. Existe evidencia periodística del uso de amonal por parte del grupo insurgente ETA por más de diez años para realizar atentados terroristas en ese país.

En un foro de discusión por usuarios del sitio meneame.net en el que discurren sobre la detención de un joven que pretendía imitar la masacre de Columbine que iba a sembrar de bombas la Universidad de Illes Balears, plantean el hecho de que este químico que iba a ser usado por el joven puede ser comprado por Internet.

El joven en ese caso disponía para uso, nitrato amónico con aluminio. “Eso es el amonal. Ambos se pueden comprar por Internet. Lo difícil es hacerlo detonar ya que se requiere un cebo del número ocho y un multiplicador.”, dice el usuario “310581” en el foro. Luego “manolowar” agrega “Mucho sabes tú” y replica el mismo usuario “310581”, “En la carrera se estudian los explosivos. Y en la obra de túnel son totalmente imprescindibles.”

Lo impactante viene a continuación, “No es muy difícil hacer una bomba, lo difícil es hacer que esta no te explote mientras la haces, eso lo aprendí yo por las malas con 16 años casi me quedo sin mano al reventarme un petardo de 200g de pólvora blanca (clorato potásico)”, manifiesta el usuario “280860”.

Al parecer esta discusión se da por la noticia del joven que iba a cometer el acto terrorista y con pretensiones académicas. Sin embargo, da a entender que el artefacto explosivo detonado en el centro comercial Andino se puede comprar en la red por cualquier persona o en su defecto se puede construir mientras esta no explote.

Según el documento “Seguridad en el empleo de explosivos”, menciona que los accidentes con explosivos ocurren de manera directa cuando hay de por medio negligencia, fallas de encendido, o productos defectuosos. Indirectos: por exposición, a ambiente mal ventilado o iniciación defectuosa del explosivo.

Menciona el texto que en especial este compuesto químico es muy sensible y presenta altos factores de riesgo en la manipulación. Asimismo, ratifica que la única forma de atacar este explosivo es con agua y no con extintores.

Además, asegura según estadísticas que el 80 % o 90 % de las explosiones ocurren por factores personales.

Mientras tanto, el informe preliminar del examen forense y necropsia practicada a las tres mujeres muertas Julie Huynh, Lady Paola Jaime y María Gutiérrez determinó “como causa de muerte, violenta por impacto explosivo generada por múltiples politraumatismos en cara, cuerpo y tórax.”

Este informe pone más dudas en el camino, ya que según el mismo grupo del CTI de la sijin estableció que se trataba de amonal ¿Por qué las mujeres no tienen muestra ni rastros del material explosivo en el cuerpo? Y otra cuestión es que al momento de la explosión una de las mujeres que primero falleció fue la francesa debido a la cercanía del explosivo.

A este informe se suma la denuncia del periodista Ricardo Puentes, manifiesta que hasta el momento no se conoce tal informe forense. Tilda al medio RCN de “Fake News”.

Otra de las hipótesis es que la explosión ocurrió a las 5:00 p. m. (hora local) ya que el artefacto pudo haber sido programado a través de un temporizador o bien pudo ocurrir de manera casual y la explosión se dio a esa hora porque utilizaron de manera incorrecta los componentes químicos. Por lo tanto, se necesitaría establecer la hora en la que el artefacto fue dejado en el sitio y el momento de la explosión, lo cual es difícil que ocurra.

Al parecer cada prueba que se aporta a la investigación tiene la característica de contradecir a la anterior,  entorpecer o volver el proceso más engorroso todo con tal de no  lograr una identificación plena del autor/es del catastrófico hecho.

Felipe Fernández Felipe Fernández

Felipe Fernández reporta desde Colombia para el PanAm Post. Estudia Derecho en la Universidad La Gran Colombia sede Armenia. Síguelo en Twitter: @Ffernandezp