PSOE y Podemos obligan al rey a pactar con la dictadura castrista

Santiago Abascal denunció que la visita de Felipe VI a Cuba forma parte de un intento continuo de Pedro Sánchez de deslegitimar a la monarquía

1.877
LA HABANA, 12/11/2019.- Los Reyes durante su asistencia a una ofrenda ante el Memorial José Martí en su visita de Estado de tres días a Cuba, la primera de la historia que hace un monarca español, que coincide con el 500 aniversario de la fundación de La Habana. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Por primera vez un rey de España viajó a Cuba como jefe de Estado. Desató controversia en ambos países. Primero porque la visita no incluye un encuentro con la oposición cubana y, segundo, porque es servil a los intereses del partido de Gobierno en España, el Partido Socialista Obrero Español. Por ley, los reyes están sujetos a la agenda del Palacio de la Moncloa.

No obstante, hace unos años el padre del rey Felipe VI tuvo la valentía de enfrentar a un socialista. «¿Por qué no te callas?», le dijo el rey de España Juan Carlos I, el 10 de noviembre de 2007, al tirano de Venezuela, Hugo Chávez, en la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, que se llevó a cabo en Santiago de Chile.

Precisamente por el rol protocolar de la monarquía, el rey Juan Carlos fue duramente criticado por su accionar. Sin embargo, antepuso el deber moral por encima del legal. Hoy, su hijo y su esposa, por órdenes de los partidos socialistas españoles tuvieron que posar frente a la figura del Che Guevara.

«La foto realmente dolorosa para los defensores de los Derechos Humanos y de la libertad ha sido la que se produjo después, en el Consejo de Estado, donde los Reyes fueron recibidos por el actual presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, que, en lugar de avanzar hacia la democracia y la reconciliación, ha reforzado la persecución a la oposición política», se lee en el diario ABC, que en defensa de los reyes afirmó que aparecieron muy serios en la foto, lo cual es visible.

No obstante, la realidad es que España ha sido uno de los principales financistas del comunismo en Cuba. El primer presidente español en visitar la isla en 32 años, Pedro Sánchez, negoció en el 2018 la postergación del pago de la deuda de trescientos millones de euros que Cuba le debía a alrededor de 300 compañías españolas.

Sin el dinero del petróleo venezolano, España pasa a ser el nuevo benefactor de Cuba

A raíz de las sanciones impuestas por la administración de Donald Trump como consecuencia del apoyo de Cuba al tirano Nicolás Maduro, la isla atraviesa una crisis duplicada. Por un lado, se limitó el flujo de dólares del turismo y las remesas de los exiliados; por el otro, ya no recibe petróleo venezolano.

Al rescate llegaron los reyes el martes 12 de noviembre, obligados por el PSOE y Unidas Podemos, a firmar una cooperación entre España y Cuba, el Marco de Asociación País, para ejecutar proyectos en diferentes áreas por 57 millones de euros hasta el 2022.

Pero no se trata de una iniciativa nueva, sino de la renovación del instrumento que se aplicó de 2014 a 2017, acordado con el anterior Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy. El acuerdo «sigue las líneas marcadas por el nuevo contexto político cubano y se adapta a los objetivos establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social del país», según la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Aumento de la productividad, desarrollo territorial sostenible y consolidación de una administración pública eficaz son los tres pilares del acuerdo. Este último punto es el más llamativo, pues bajo el marco de una tiranía que lleva 60 años en el poder, mayor eficacia implica más represión y persecución contra todo aquel que enfrente al régimen.

Así lo establece la nueva Constitución, que llama abiertamente a la violencia contra quien se oponga al proyecto socialista. El artículo 3 establece que «los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución».

España tiene un historial de condonar deudas cubanas

Lo que no está claro es qué es lo que le ofrece Cuba a España, para que esta esté dispuesta a darle dinero. Si se trata de un préstamo, el régimen comunista tiene un largo historial de no pagarlos.

Solo en el 2016, incluido intereses, España le condonó a la isla una deuda por 1 492 millones de euros. Además, se comprometió a invertir 375 millones de euros para financiar en Cuba proyectos de desarrollo económico y social con participación de empresas españolas.

Esto fue meses después de un acuerdo pactado (en 2015) con varias asociaciones de países acreedores del Club de París, que perdonaron 8.5 mil millones de dólares de deuda oficial de 11,1 mil millones que Cuba había dejado de pagar en 1986.

Es decir, lejos de haber un supuesto bloqueo contra Cuba, hay un constante flujo de euros y dólares de diversas naciones, particularmente aquellas con cadenas de hoteles de lujo para turistas extranjeros; ya que un cubano que gana en promedio 42 dólares por mes no puede acceder a esas playas.

Vox denuncia a Sánchez de instrumentalizar a los reyes

En respuesta, el partido Vox, que es hoy la tercera fuerza política de España, acusa a Pedro Sánchez de instrumentalizar a los reyes. Por esta razón sus líderes intentaron que el viaje a Cuba fuera suspendido de forma legal, para impedir que los reyes sean cómplices de la agenda socialista.

En una entrevista radial, el presidente de Vox, Santiago Abascal, denunció que la visita de Felipe VI a Cuba forma parte de un intento continuo de Pedro Sánchez de deslegitimar a la monarquía. Alega que existen «símbolos o gestos muy preocupantes», como cuando Sánchez «usurpó» las funciones de Felipe VI en la ronda de consultas con los partidos. Abascal también llamó «locura» al hecho de enviar al rey a Cuba.

Por último, agregó que esto sucede a la par del intento del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero de hacer avanzar la «agenda bolivariana», mientras el Gobierno de Sánchez lleva a los reyes a una dictadura comunista que tiene bajo su control a los tiranos de América Latina.

Ahora está sobre la mesa la denuncia de que el viaje de los reyes no solo sirvió para expandir la agenda internacionalista del socialismo del siglo XXI, sino que Sánchez los sacó del país para avanzar en su alianza con Unidas Podemos —e incluso lo acusa de fraude electoral—, sin el aval del rey Felipe VI, quien cumple el rol de jefe de Estado.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento