El embargo es un Mito: «Cuba es libre de comerciar con cualquier país»

La embajada de EE. UU. en Cuba declara que el embargo no es internacional.

4.891
La administración Trump pone fin a la diplomacia de la era Obama y denuncia que el único bloqueo en Cuba es interno. (WikiCommons)

La era de Obama y los intentos de diálogo con el Gobierno cubano llegaron a su fin con la administración Trump. Con total franqueza, los diplomáticos de este Gobierno insisten en que el bloqueo no es de EE. UU. sobre Cuba, sino del régimen contra el pueblo.

Mientras se debate ante la ONU «el fin del bloqueo», a través de redes sociales la Embajada de EE. UU. en Cuba se ha pronunciado indicando que el único bloqueo que existe en la isla es el interno.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

«¿Qué bloqueo?» enfatiza y procede a detallar las relaciones comerciales entre ambos países, alegando que lo que hay es un bloqueo a la libertad económica.

La evidencia está no solo en la historia, sino en el presente. Este año se está reformulando la nueva Constitución cubana donde, por primera vez, se reconoce la propiedad privada desde la revolución socialista, algo que es motivo de festejo para la prensa internacional.

No obstante, pasaron por alto que el régimen tiene la potestad de expropiar no solo los bienes materiales, sino también de censurar toda obra artística que no esté autorizada por el régimen, si es que entra en marcha el decreto 349.

De modo que en Cuba toda actividad comercial está controlada e incluso condenada si el régimen determina que las partes involucradas ponen en peligro el proyecto socialista.

Asimismo, Cuba es no solo libre de comerciar con cualquier país, sino que el supuesto bloqueo ha servido de argumento para que la isla reciba, a modo de caridad internacional, préstamos que nunca son devueltos.

Además, tiene deuda con los países integrantes del Foro de Sao Paulo, que fue comandado por Fidel Castro tras la caída del Muro de Berlín, como iniciativa para reorganizar el proyecto socialista internacional.

Comenzando por Brasil, sede del Foro. Cuba le debe actualmente USD $17,4 millones, Cuya deuda venció en agosto de este año y los impuestos de los ciudadanos brasileros tuvieron que financiarlo, pues Brasil actuó no solo como prestamista sino como garante. De modo que para salvaguardar su reputación y capacidad de pago, Brasil asumió la deuda.

Pero esto amenaza con llegar a su fin bajo la gestión del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, que acusa a la «dictadura cubana» de ser corresponsable del hambre que pasan millones de venezolanos, por lo que se resiste a ser «patrocinador del socialismo».

Según explicó para el PanAm Post el economista experto en Cuba, Elías Amor Bravo, es equivocado justificar el estancamiento de Cuba con el embargo realizado por EE. UU. Insiste que lo que “estanca a Cuba es su bloqueo interno, el modelo intervencionista en la economía que no permite prosperar a la iniciativa privada y los negocios. Cuba puede comerciar libremente con 192 países del mundo y recibir inversiones de todos ellos”.

Y sostiene que Trump y la política de los EE. UU. hacia Cuba no debe cambiar salvo que en la isla vuelva a existir libertad, democracia y respeto por los derechos humanos. Llama coherente a toda actitud que no normalice una dictadura estalinista como la de los Castro.

Sin embargo, el supuesto bloqueo, que en realidad era un embargo a raíz de la expropiación por parte del régimen socialista tanto de empresas de EE. UU. como de los bienes de los exiliados, hizo que quienes finalmente solventaran al régimen fueran los grandes prestamistas internacionales.

Pero décadas después los préstamos siguen sin pagarse. Por ello oficiales del Club de París y el Club de Londres reportaron ante la plataforma de noticias Reuters que a finales de enero empezaron a presionar a La Habana para que pague “de buena fe”.

La economía cubana depende mayormente del financiamiento internacional, no obstante alega que existe un bloqueo.  (Foresight Cuba)

Bajo un acuerdo en 2015, varias asociaciones de países acreedores del Club de París perdonaron USD $8.5 mil millones de deuda oficial de USD $11,1 mil millones que había dejado de pagar hasta 1986, más cargos. El reembolso de la deuda restante se estructuró durante 18 años, y desde entonces La Habana solo ha pagado las dos primeras cuotas vencidas.

Como parte del acuerdo, algunos acreedores también se preparaban para canjear deuda por una participación de capital en proyectos de desarrollo local de manufactura y agricultura.

De modo que en lugar de afrontar que un sistema que expropia y centraliza, en lugar de respetar la propiedad privada y permitir la libertad de asociación, como es el socialismo, Cuba convirtió en una industria lucrativa el victimismo de un bloqueo que no existe.

Pero la comunidad internacional, poco a poco está evidenciando que la persecución a los disidentes por parte del régimen es lo que no permite prosperar a su gente y de que se ha burlado de los países y asociaciones que le prestaron dinero que nunca fue devuelto, logrando así empobrecer a los prestamistas, en particular a Venezuela.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento